07 octubre 2006

La lamprea y el vino (II)

Hoy día 7, tal como ya contábamos en anterior post, acabamos de degustar una excelente lamprea acompañada de arroz. Para comenzar mientras haciamos boca tomamos un Alvarinho ROLAN de Portugal, tono amarillo pajizo muy suave casi transparente, en nariz ligeras frutas blancas y en boca un ligero verdor y un punto azucarado y en general inferior comparado con añadas anteriores. Después, ya con la lamprea degustamos un LIBERALIA TRES 2005, de D.O. Toro, acompañó de forma excelente la lamprea ya que estaba a la altura de la fortaleza de la misma, en fin color cereza picota vivo y tanto en nariz como en boca se comportó como un buen Toro, con personalidad, con paso largo y con mucho cuerpo. a continuación para terminar la lamprea abrimos un BORSAO GARNACHA 2004, más elegante y suave que el anterior y en la línea esperada de este Borsao, garnacha muy bien elaborada, con aromas característicos de esta variedad y un paso elegante y muy sabroso. Ambos fueron decantados. Para terminar la velada, y pasadas unas horas, volvimos a los blancos y abrimos un TORQUE DO CASTRO 2004, D.O Ribeiro, y del cuál había probado a lo largo del año alguna botella que me sorprendió gratamente, fue la decepción del día, no estaba mal pero sí por debajo de las expectativas creadas por anteriores botellas, color amarillo pajizo vivo, pero en boca amargoso y falto de las vivezas afrutadas que reteniamos en la memoria.

No hay comentarios: