29 octubre 2006

Quinta de Cidró y Dehesa del Carrizal MV

Ayer he probado estos 2 vinos en concreto, Quinta de Cidró 2002, de la bodega Real Companhia Velha, Portugal, 100% chardonnay,13,5% y con 6 meses en barrica, Vinho Regional Tras-os-montes.
Nota de cata: Color amarillo dorado pronunciado y limpio. En nariz presenta fruta blanca predominando la manzana, con un fondo muy similar a ciertos cavas españoles, más ligero y suave que los chardonnays elaborados en España, presente aromas verdes (helechos).En boca es muy suave y ligero pero poco afrutado y con un final ligeramente amargoso.
Es un chardonnay claramente diferenciado de los clásicos chardonnays de Penedés, por ejemplo, siendo estos últimos más afrutados y complejos.
Por otro lado, Dehesa del Carrizal MV 2002, VT de la Tierra de Castilla La Mancha, elaborado con cabernet, syrah y merlot, 13,5%, con crianza de entre 8 y 10 meses, y del cuál se elboraron 70000 botellas y fue embotellado en Mayo del 2004.Rojo cereza limpio y con bordes violáceos y tonos marrones que denotan la crianza. En nariz predominan los aromas a madera y en menor medida las frutas rojas y fresas. En boca presenta taninos muy moderados y presenta un paso por debajo del esperado, muy leve con falta de presencia de las frutas que en principio se presumía a este vino. Un vino que en ciertas guías está muy bien puntuado, y que me ha aparecido bien elaborado, equilibrado pero falto de potencia en boca. Agradece de forma muy notable la oxigenación que le otorga la decantación pero sigue sin aparecer las notas en boca que deberían. Es un vino del que magníficas referencias y que me ha sorprendido "negativamente" en boca, ya que me esperaba mucho más. Entre estas referencias nombrar que en algunas guías como Peñín viene puntuado con 90 puntos, muy lejos de mi percepción, por lo menos en esta botella.

No hay comentarios: