29 noviembre 2006

El Candado

Siguiendo con un post reciente sobre Pedro Ximenez, hoy hablaré sobre El candado.
Es un vino de la DO Jerez, de bodegas AR Valdespino presentes desde 1430 (aunque la marca como tal nace en 1875), obtenido a partir de uvas pasas de pedro ximenez, ha sido envejecido durante años en botas de roble americano utilizando criaderas y soleras.Graduación 18%
En vista presenta un color caoba oscuro, en nariz presenta frutas, pasas y por encima de todo higos chumbos y en paladar se muestra intenso y untuoso, y aparecen de nuevo de forma explosiva los higos chumbos. Es lo que más me ha llamado la atención, si cierras los ojos parece como si estuvieras comiendo dichos higos.
En comparación con un anterior post reciente, sobre PX Reserva de Familia de DO Malaga, este último es ligeramente más elegante, pero el candado se muestra también espectacular y además con un buena RCP. La botella de Candado, como su nombre indica viene cerrada con un candado para evitar que manos "ateas" se apropien del sagrado líquido elemento (esto último lo supongo yo).
La verdad que ambos PX se muestran en una puntuación prácticamente igual y en torno al 9/10.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre ya era hora, llevo intentando publicar un comentario desde el día de San Saturnino, 29.Nov, patron de Pamplona y festivo.
Al fin, sólo quería decirte que los PX no son del gusto de todo el mundo, y es una pena. Cenando el sabado con unos amigos me pedi uno y deje que lo olisquearan cual cachorritos y a ninguno les convenció."Si parece vino quinaó, mejo esta este orujo, o mi gintonic" Como en todos los aspectos de la vida la ignorancia campa a sus anchas sin permitir abrir la mente hacia otras posibilidades.¡Como somos los humanos!

Carlosgrm dijo...

Pues lo siento, yo no tuve problemas para publicar post, pero bueno a veces ya se sabe...
Con respecto al PX, además de ser de no fácil aceptación, creo que el handicap es que es un gran desconocido para mucha gente y además se hacen una idea sin probarlo muy lejana a la realidad.
Saludos
Carlos Rguez