16 agosto 2006

ROCO&WINES&...TRAVELLING

En esta sección, desviandome un poco del objetivo inicial de este blog Roco&Wines, quisiera mostrar unas pinceladas sobre viajes recientes que hemos realizado y que alguno pues también me ha permitido conocer algo más del mundo de los vinos.
Los últimos viajes más relevantes han tenido como destino Italia concretamente Roma, Florencia y Venecia. En segundo lugar Malta y el más reciente Méjico.
El viaje a Italia lo realizamos en Septiembre de 2004, partimos de Madrid con destino Aeropuerto de Roma (Fiumicino), estuvimos en torno a 3-4 noches (tengo que revisarlo) y siendo una ciudad nueva para mí, me sorprendió su majestuosidad acumulada a lo largo de los siglos, tiene rasgos que te indican que ha sido una de las cunas de la civilización y una de las más importantes capitales mundiales de la historia. En la vida cotidiana, sorprende el caos circulatorio y la teoría de que cualquier lugar sirve de parking, así como la forma de jugarte la vida cada vez que cruzas un paso de peatones. Con respecto a los vinos, tuve la oportunidad de visitar alguna que otra vinoteca y/o tienda de vinos, donde destacaría entre tantos y el poco tiempo que tuve chiantis y montepulcianos. Por supuesto, también visitamos la Ciudad del Vaticano, con su excepcional capilla Sixtina.
Fontana di Trevi
Capilla Sixtina
A continuación nos desplazamos vía ferrea a Florencia, destacar la calidad, precio y servicio de trenes italianos. Nos alojamos en un hotel-palacio del siglo XVI (buscaré el nombre), fantástico. Cuando alguien me pregunta por Florencia siempre digo lo mismo, imagínate una ciudad donde cualquier esquina que dobles te encuentras un palacio a cual mejor que el anterior. Una ciudad sencillamente preciosa y diseñada para pasear y cuando digo pasear me refiero a dejarte el plano en el hotel y no preocuparte por nada. Florencia realmente nos cautivó, es una ciudad sencillamente maravillosa, es mucho más que el Duomo y el Puente Veccio, es sencillamente una obra de arte convertida en ciudad.
Ponte Vecchio
El siguiente destino como no fué Venecia, pero antes nos acercamos a Pisa, ciudad que sólo posee el recinto de la famosa torre inclinada (muy inclinada por cierto), catedral, etc. digno de visitar. Digo que no tiene nada más, ya que al bajarnos del tren cojimos el bus que debiamos pero en el sentido contrario y nos vimos obligados a dar toda una vuelta por la ciudad, la cuál no nos enseñó ningún aliciente mas bien lo contrario.
Pisa
En Venecia, que os voy a contar de Venecia, lo primero que te sorprende es bajarte del tren o del avión y tomar un taxi-barco, y ver una ciudad que un día decidió que en ella nunca permitiria que entrara una rueda, y así lo consiguió sólo personas, barcas, puentes y todo ello montado sobre una telaraña de calles increible, donde sólo una guía la Tobacco, las incluye todas pero, Venecia eso eso perderte una y otra vez y pasar por el mismo punto 5 veces y que en cualquier esquina existan varias señales del mismo lugar y todas contadictorias porque si cualquier camino lleva a Roma, os digo y certifico que cualquier camino en Venecia lleva a la plaza de San Marcos. Es sencillamente preciosa, la catedral, el palacio ducal, los palcetes, los canales, las gondolas, etc. si tengo que ponerle un pero es el número de turistas que allí nos aglomerados.
Fue aquí en Venecia donde nos encontramos con uno de nuestros mejores amigos, Esteban, y salimos a cenar en compañía de Leo, italiano, el cuál consiguió que disfrutaramos de una magnífica cena y nos diera a conocer algún blanco de Sicilia como el Principi de Butera, magnifico vino.
De Italia el vino que me acompaño en la vuelta fue un Montepulziano de nombre Poliziano y de magnífica RCP. Sufrió un largo periplo y un par de aviones, pero después de unos meses de descanso en bodega estaba perfecto.
Desde el Gran Canal
El siguiente viaje reseñable (y no en cuanto a vinos), fue Malta, aquí existen muy pocas bodegas y en fin el vino en su gradísima mayoría lo elaboran con uvas procedentes de Italia. Realmente lo que bebimos en Malta en cuanto a vinos (jeje) fueron en su gran mayoría Chiantis. El viaje consistió en 5 noches en St Julian, en el Hotel Intercontinental, y después 2 noches en la isla de Gozo. Realmente es una isla donde se debe escoger muy bien la zona de alojamiento, en serio esto es muy importante, ya que aunque es muy pequeña hay zonas donde no hay absolutamente nada y particularmente os recomiendo St. Julian ya que posee los mejores hoteles, restaurantes y marcha, para el que le guste. Es una isla muy pequeña, no posee grandes playas, pero si un encanto suficiente como para pasar 5 -6 dias de una manera muy agradable. En este último sentido indicar que no es un lugar para pasar más días debido a su tamaño. La gente es muy agradable, su costumbres son similares a las nuestras pero influenciadas por los británicos. Realmente lo pasamos bien. Por cierto lo de que es un buen sitio para aprender inglés no lo pongo en duda siempre y cuando no se adquiera el acento que poseen ¡!
Puerto de Gozo
Puerto de St. Julian
Autobús típico maltés
El otro viaje reseñable ha sido a Mejico, concretamente a Playa del Carmen (Cancún), fuimos en Mayo. Tuvimos un tiempo genial, muy agradable y caluroso, lo que implicaba que a las 8 de la mañana estuviesemos tirados en la playa, a las 10 (si de la mañana) con una copita en la mano, pero no de vino que en el hotel Riu TI donde estuvimos el vino era realmente deleznable. Los únicos vinos que pude probar no eran mejicanos, además fué en restaurantes fuera del hotel, había mucho riesling y australiano. En cuanto a vinos fue un viaje improductivo, y fue una pena porque en el foro de verema me habian recomendado buenos vinos mejicanos pero me fue imposible encontrarlos (sobre todo si no te mueves de la playa....jeje). Aunque no sólo hubo playa sino excursiones para conocer la cultura maya, la cuál nos sorprendió por ser, diria yo, muy avanzados para su tiempo. Visitamos Chichen itza, para el que no lo conozca es donde está la famosa pirámide, más abajo en la foto, y era una ciudad de aproximadamente 65 km cuadrados. Lo que más te llama la atención además de la pirámide es el campo de juego, descontando eso sí las sorprendentes bases matemáticas utilizadas para realizar las construcciones, calendarios, etc en fin sin palabras. Otra excursión fue a Tulum, más abajo en la foto de la derecha, realmente un sitio precioso, es la única ciudad construida al borde del mar por los mayas. También visitamos Xel-há, parque acuático natural, realmente recomendable, lo pasamos estupendamente rodeados de fauna y selva.


Y van 71 catas....

Acabo de llegar a la cifra de 70 catas realizadas, las cuales las podeis ver en la seccion de "Diversas catas...." (mas abajo). La verdad que han sido muchas más pero estas son las más recientes y las realizadas de una manera más "fiable", nunca pongo ninguna realizada sin las condiciones necesarias, ya me entendeis. La finalidad de publicarlas en este blog es dar a conocer vinos que me han sorprendido gratamente y que a veces son desconocidos para la gente que no está introducida en este mundo. Espero que alguna de ellas sirva para que algún lector encuentre algún vino y que se convierta en asiduo del mismo. Cuando mi mujer lea este post le da algo, aunque ella bien sabe que son muchos más, ver una cifra así en un periodo de unos meses, concretamente desde diciembre de 2005, le va a parecer fatal.... es broma sigo peleando por introducirla en el mundo de los vinos y bueno voy encontrando cosillas, siempre blancos, el tinto es imposible, algún godello, albariño y algún buen ribeiro de autor pero es muyyyyy dificil, pero no me resigno lo mismo decia de la cerveza hace ahora 14 años y ahora le gusta y mucho diria yo.... seguiré insistiendo comprando albariños, chardonnays, gewurztraminers, verdejos, etc... el que la sigue la consigue, ya que sólo hay una cosa que eche de menos cuando tomo un vino y es compartirlo con ella, pero ha sabido entender el mundo de los vinos y a mí (que es muy dificil) y poco a poco se ha convertido en una "experta" y sabe perfectamente recomendar un vino sin haberlo probado personalmente pero tanto le doy la paliza.... que a la fuerza ha aprendido tanto. Gracias Carolina.