22 febrero 2007

Fino Quinta. Bueno, bonito y barato.


Etiquetas
El Fino Quinta de bodegas Osborne es de esos vinos que cumplen las BBB, es decir: bueno, bonito y barato.
Es un fino que en vista presenta color dorado brillante pajizo muy limpio.
En nariz se muestra potente, con notas de flores silvestre, fresco, agradable, hierbas secas y ligero toque dulzón.
En boca es fresco, agradable, largo, con final persistente y un ligero amargor.
Está elaborado con 100% palomino, pertenece a la DO Jerez y su precio ronda los 4-4,5€ aproximadamente.

Capuchón

Como veis el logo es absolutamente inconfundible, todo un mito.

Osborne es toda una institución en el panorama vinicola español, presente desde el siglo XVIII y que elabora más de uno y de dos grandes vinos, a pesar (esto es una opinion personal) de que es una bodega archiconocida mucha gente se cree que no elabora vinos de calidad y si que lo hace, valga de ejemplo este Quinta que nos traemos hoy entre manos, los Rare Sherry, su Pedro Ximenez y el que destaca un peldaño por encima de todos: Osborne Rare Sherry PX.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y con un poquito de "7 up" el refresco de moda en las ferias andaluzas " El Rebujito"

La Guarda de Navarra dijo...

Como bien dices, Osborne tiene de todo, vinos comerciales y de calidad. Por eso pervive entre nosotros desde hace tantos años, por que a todos de alguna forma dirige sus productos.

Carlosgrm dijo...

Anonimo, ¿me puedes explicar tu comentario?.
En fin, no lo entiendo.
Carlos
pd: se agradece la firma

Barbiano dijo...

Como otros finos portuenses -y cada vez quedan menos, es una pena- tiene un aroma muy peculiar que lo distingue de los jerezanos. Según me comentaron en la propia bodega, tiene que ver con la cepa de "flor" que se da preferentemente allí. De hecho, tienen unas pocas andanas en que, curiosamente, el vino se manifiesta con un perfil más jerezano al desarrollarse un balance entre las distintas cepas de saccaromyces más propio de un casco de bodega de Jerez que uno del Puerto.

Dicho esto, no me mata el Quinta. Me gusta bastante más el ejemplar adulto: Coquinero. Por otro lado, tienen por ahí, y sin comercializar, una solera fantástica del fino La Honda: uno de esos raros vinos "hechos" en que el velo de flor ha agotado todo el ciclo.

Por lo demás, de acuerdo en lo de la alta calidad de la gama de Osborne (mi favorito: el amontillado AOS). Y tienen recursos para rato, porque poseen cantidad ingente de botas de vino viejísimo con la que se podrían hacer grandes cosas.

Carlosgrm dijo...

Hola Barbiano, bienvenido. Muy interesante e instructivo tu comentario. Tomo nota del Coquinero,y quien probara La Honda..., y es buena noticia saber que tiene botas para rato.
Saludos

Barbiano dijo...

Un saludo, Carlos

Bueno, si te das una vuelta por Google, verás que Osborne comercializó en su gama de rare sherries el fino amontillado La Honda (y en el Celler de Gelida-Barcelona-parece que tienen botellas). No se si han hecho sacas nuevas de ese vino o hablamos de botellas ya antiguas. Por otro lado, tampoco tengo claro que lo que yo probé a pie de bota correspondiera al vino que solían embotellar como tal fino amontillado La Honda, o un vino procedente de la misma solera aunque ligeramente más joven. Me inclino por la segunda opción, ya que aquí no había muestras de amontillamiento de ningún género y sí un evidente carácter de flor.

En cuanto a botas viejas, Osborne tiene decenas conteniendo lo que por allí llaman "vinos de nariz", es decir, vinos que por su vejez, concentración y astringencia, resultan muy difíciles en boca, pero extraordinariamente complejos en aromas. En esas condiciones, difícilmente pueden ser comercializados, pero son un estupendo recurso para dotar profundidad y carácter a soleras relativamente más jóvenes.

Guillermo Manuel de Villena dijo...

Tiene guasa, amigo Carlos, buenas noches de nuevo, que buscando en Google acerca de un raro amontillado de Osborne, el buscador me derive de nuevo a tu blog,
a esta entrada de hace 6 años sobre el fino Quinta, en la que alguien te hace un comentario acerca de este vino: 6 años después resulta que, por un lado, el fino Quinta sigue existiendo, faltaría más, y el fino-amontillado Coquinero ha pasado definitivamente a ser un fino a secas, más hecho, con más color y mas intenso.
Y para este sábado, en nuestro particular World Sherry Day, vamos a tener la oportunidad de catar ese vino La Honda, que no sabemos cómo va estar, sin duda un Rare Sherry como dijo tu lector, que no se comercializa desde hace 40 años, y será un señor amontillado, una verdadera reliquia.
Ya te contaré la segunda parte de esta película...

Saludos..