08 abril 2007

Marqués de Riscal Reserva 1999

Este fin de semana, he probado una botella de Marqués de Riscal Reserva 1999 y poder analizar como evolucionó en botella.


Marqués de Riscal es una bodega clásica en Rioja, pionera, sus orígenes se remontan a 1860, todo un clásico y nos ofrece unos riojas interesantes por un precio muy razonable.

Elaborado en su mayoría con tempranillo acompañado con graciano y mazuelo y con un paso por barrica de 24 meses.

Según abro la botella, la cuál no había sido guardada en condiciones ideales pero dentro de lo que cabe ha estado alejado de la luz y temperaturas extremas, tengo la impresión de que no vamos a poder disfrutar del vino ya que al introducir el sacacorchos lo encuentro demasiado blando y endeble llegando incluso a partirse. El siguiente paso, en nariz el corcho no me da atisbos de problemas pero tampoco me deja muy satisfecho, tengo mis dudas.

Según lo descorcho, lo pruebo sin darle tiempo a abrirse y no termina de mostrarme aspectos que me hagan por decantarme por una grata aprobación, pero hay que darle unos minutos. Con el paso del tiempo, sin decantar, empieza a mostrar las notas que el tiempo ha permitido permanecer, es decir:
color cereza suave con un gran ribete cobrizo que denota el tiempo y la crianza,
en nariz frescura, atisbos de frutas rojas, notas de vainilla, mantequilla, algo de cacao y en el fondo ligeros aromas de cueros, pero sobre todo madera.

En boca se muestra ligero, suave y elegante, con la madera marcada pero suficientemente ensamblada y comportándose como un clásico Rioja reserva muy afinado tanto en barrica como en botella.

Creo que ese sería el resumen un rioja muy clásico, que el paso del tiempo ha conservado pero afinado para mi gusto en exceso, y que según pasa el tiempo se abre y se comporta con clase.

6 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo que está claro es que Gehry está relanzando, a todos niveles, el interés general por esta bodega. Por lo demás, es una de aquellas que uno tiene siempre a mano cuando quiere practicar la arqueología enológica, con añadas lejanas, lejanas a disposición (un último artículo en Sibaritas habla de ello).
Aunque no sea el caso, ya se nota en tu descripción, el paso de los años. La gran pregunta es si un producto como el cuvée F. Gehry va a aguantar lo que sus primos hermanos de hace 15 ó veinte años. En el Priorato y en lo que llevo catado últimamente de Ribera la respuesta es, tristemente, "no". Veremos...
Saludos!
Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Hace unos meses tuvimos la oportunidad de probar la añada de 1992, tras el tiempo de rigor nos sorprendió gratamente y como bien dice Joan no se si las nuevas añadas aguantaran tanto , aquellos Marques de Riscal de hace 10 años o más los recuerdo como grandes vinos y la verdad, las nuevas añadas ya no me parecen para tanto pero también puede ser que mi nivel de exigencia sea cada vez mayor, no lo se .

Un saludo

Carlosgrm dijo...

Joan y Adictos, creo que vuestros comentarios van en una dirección cierta, pero preocupante. Me explico, creo que teneis toda la razón, cada año que pasa el listón de las nuevas añadas decae en cuanto a paso del tiempo se refiere.
Es cierto que añadas de hace un tiempo estaban excelentes al cabo de 10 años, hoy en día abro dichas botellas con cierto miedo.
Saludos
Carlos

Anónimo dijo...

Es curioso porque este lunes fui a la celebracion de la mona en casa de mis padres, el niño, ya sabeis :). El caso es que tenian una botella de este vino curiosamente. No habia visto tu nota de cata en verema, del dia antes.
A mi me pareció un vino bueno, sin defectos de botella y algo sobrado de madera, aunque pienso que en unos añitos estara mas rico.
El tema de los nuevos riojas, pues teneis razon, se tiende a producir para consumir en un periodo corto. Tambien es verdad que las bodegas hacen vinos que aguanten el paso del tiempo tambien, pero son mas caros.
P.D: Siento no poder haber quedado contigo en mi visita a Vigo pero ni siquiera llegue a salir de Cangas, familia, familia y más familia (y el niño).
Saludos
CarlosGonzalez

Carlosgrm dijo...

Hola Carlos, lo de Vigo otra vez será y sino me animaré de una vez por todas en ir a un encuentro de foreros.
Yo no digo que tenga defectos, pero no me pareció que evolucione mejor es más dije en la mesa que probablemente estaba de capa caida y que fue una pena no abrirlo hace tiempo, pero también añadí que la conservación de la botella no fué la idónea. Por lo que dices tu botella estaba mejor, y por tu cata en verema aún coincidimos en muchos aspectos.
Saludos
Carlos

La Guarda de Navarra dijo...

De acuerdo con todos los comentarios. Hace años fuí adicto al Riscal, era el vino que más había en casa por diversas circunstancias y entiendo perfectamente vuestras opiniones y preocupaciones. Hace cinco años mas o menos descorche una botella de 1986, reserva, que guardaba como referencia al inicio de mi carrera universitaria. El vino estaba perfecto, con su lógico envejecimiento pero apto para disfrutarlo y brindar por los recuerdos. Ahora me temo que, y a las pruebas me remito, que vinos que duren 10 años dentro de ese estilo, los podría contar el Capitan Garfio con su mano izquierda.
Saludicos.