30 septiembre 2007

Dom Perignon Vintage 1998

El pasado jueves tuve la oportunidad, para celebrar una buena noticia, que mi hermano y mi cuñada nos invitaran a compartir una botella de Dom Perignon Vintage 1998. Gracias.

Antes de hablar de uno de los más famosos champagnes del mundo, quiero hacer un inciso sobre las vueltas que da la vida, me explico: esta botella llegó por avatares del destino después de una trágica noticia en la familia y después de un año ha servido para celebrar una gran noticia, lo dicho, el destino.

Elaborado con 50% de chardonnay y 50% pinot noir.

El Sr. Perignon se mostró en copa amarillo dorado con claras inserciones verdosas y con una burbuja media y no muy persistente.
En nariz claras notas de ahumados, rodeadas de pasteleria, así como notas de pera, notas florales, incluso hierba fresca, grafito y citricos y mucha cremosidad.
En boca es fresco, sedoso, floral, de nuevo cremoso, con una acidez equilibradisima, las burbujas perfectamente ensambladas y en general muy , muy elegante.
Un champagne realmente sabroso, elegante y muy rico, la única pega el precio, ronda los 100€, ¿o no es tan caro?

6 comentarios:

CarlosGonzalez dijo...

Felicidades a tu familia por esa buena nueva.
Y del Dom, pués que es uno de los que siempre me gustaria probar, ya sabes que me encantan los espumosos, pero por precio, vale 100-110 euros, no me atrevo a catar. Además, creo que existen muy buenas elecciones a mitad de precio, esto me sirve de consuelo :))).
Suerte la tuya
Un saludo
Carlos

manuel dijo...

Carlos,

Muchas felicidades a ti y a tu familia.

Excelente tener un "reporte de progreso" del Dom Pérignon 98, que probé por última vez, si mal no recuerdo, el d´â de mi cumpleaños este año, en una famosa noche de bebés chillando, comida fría (raviolis de cangrejo en mantequilla al estragón) y champaña caliente. O sea, como si no lo hubiese probado. Antes de eso lo recordaba de dos catas en el 2005, cuando acababa de salri al mercado. Era entonces un Dom Pérignon atípico, sin el clásico nervio de una botella joven de la cuvée y más bien en plan "osito de peluche". Hasta algo de tropicalidad tenía. Pero parece que está cogiendo forma... Creo que es cuestión de dejar un par de botellas guardadas cuatro o cinco años más (aunque creo que aguanta más) para ver hacia donde va. Porque hay que tener algo que beber en lo que esperamos al 96, ¿no?

Por otra parte, me parece quecmo ,o bien dice tu tocayo, hay champañas igual de buenas o mejores a la mitad del precio (creo que te saben mejor precisamente por eso), o sea que uno tampoco debe descarriarse.

M.

La Guarda de Navarra dijo...

Felicidades por la noticia y por el champagne. De momento aparcaré mis intenciones de celebar algo con él.
Otras ocasiones habrá y otras opciones también.
Enhorabuena.

IGLegorburu dijo...

Vaya, enhorabuena...¿es lo que me imagino de Juanillo?

No he probado ese champagne así que no puedo opinar, pero si era para celebrar algo bueno...seguro que el momento y el vino eran los adecuados.

CarlosGonzalez dijo...

Hola Carlos. Supongo que no es el post apropiado pero me permito la licencia de aquel al que estimas. Estoy finiquitando un San Román 2003. Cuánta razón tenias! my friend. No se si 9'5, 9'3 o qué pero el disfrute de vinos así te hacen sonreir, el vino de tus padres.
Salut desde la tierra hermana

Carlos Rodriguez dijo...

Ya estoy de regreso, gracias a todos por los comentarios. La verdad, contestando a todos un poco, yo lo encontré muy interesante este Dom del 98, procuro no estar sugestionando por el nombre cuanto bebo algo, pero en este caso es dificil hacerlo pero, es un gran champagne, me gustó mucho, me sorprendió el tamaño de burbuja y la rápida desaparición de la misma y su poca persistencia.
Esto ultimo no lo digo en negativo, se puede tener burbuja fina y ser muy molesta, o tener gran persistencia y ser perjudicial, no??
Saludos
Carlos
pd: amigo CArlos Gonzalez,me agrada mucho que opines lo mismo, espero leer tu cata pronto y me voy corriendo a comprar una botella.