06 enero 2008

IEC#7 o los vinos destacados durante las fiestas navideñas

En esta ocasión para la Iberoamerica en Cata y desde nuestros amigos de Vadebacus, nos invitaron a describir aquellos vinos destacados en estas fiestas navideñas. Estas fiestas como comentaba en un articulo anterior comenzaron con una reunión en la enoteca Cabernet, en Vigo, en dicho articulo describía dos de los 3 vinos que probamos o más bien bebimos (Los vinos que comenzaron las fiestas). El tercero, el cuál dejé a propósito para esta IEC#7, fué el Dolç 2003 de Enrique Mendoza.
Dicho Dolç fué la sensación de la tarde-noche, absolutamente fantástico. La anterior añada, ya me había impactado y ante la posibilidad de volver a probarlo, no lo dudé:
En copa presenta color cereza oscuro con borde granate. En nariz predominan las notas a miel, la cremosidad, las notas a galletas e incluso atisbos a tabaco. En boca es un conjunto de sensaciones elegantes, sumamente sabrosas y donde predominan de nuevo las notas a miel, es sedoso, muy largo, y sumamente sabroso, una auténtica delicia. La pega es que se comercializa en formato 50 cl.
Que yo sepa está elaborado con merlot, cabernet, syrah, pinot noir y monastrell.

Las dos grandes sensaciones de estas fiestas pasan por la DO Rioja, pero por la clásica, por un Albina Gran Reserva 1970 y por un Marqués de Murrieta Reserva 1960, ambos salieron de la bodega de mi padre con lo que además de disfrutar de estos magníficos vinos ocasionó lo que se debe buscar con todo buen vino que se precie: compartirlo con quién esté a la altura del mismo y una buena conversación.

Este Viña Albina GR 1970, añada catalogada como muy buena,que tenéis la imagen a la izquierda, según el etiquetaje poseía en su día 12% de graduación. Allí esperaba, con algo más de 2 horas de descorche, nuestra llegada y a la de las copas de balón.
En copa presentó color rojo cereza cobrizo con borde anaranjado, pero con una gran variedad de matices desde ese rojo cobrizo del centro de la copa hasta los límites de la misma. Una gozada esta gama de colores. En nariz, denotó aromas a tostados de la madera, notas a guinda, ligero aroma a agua de aceitunas que va desapareciendo y notas a su vez de ahumados. En boca es largo, de nuevo la guinda, los tostados, los taninos están presentes y de forma sabrosa, es elegante. Al cabo de algo más de 4 horas aparecen notas a cueros y terruño. Un gran vino y 37 años de historia, nada más que añadir.


Otra de la joyas, perdón mejor dicho la estrella de estas fiestas, fué el Marqués de Murrieta Reserva de 1960 (aunque la contraetiqueta reflejaba Gran Reserva), nos esperaba con casi 4 horas de descorche. En las copas balón presentó color rojo cobrizo evolucionando hacia el exterior de la copa a naranjas en un estupendo abanico de matices que se difuminan en los límites entre los mismos. En nariz aromas a guindas, a tostados de la madera, ahumados y atisbos a fruta roja. En boca de nuevo los tostados de la madera, ligeras guindas, muy largo, sabroso, buenos taninos muy elegantes, posee aún buena acidez, en resumen un VINAZO, una gozada con 48 años de historia.


Siguiendo con tintos, pero regresando a la modernidad, otro de los vinos que estuvo a la altura fué un Alión 2002. Con una graduación de 14%. Presentó color cereza picota de capa alta y lágrima media, en nariz aromas a fruta negra, a compota, rodeado de cremosidad, tostados, vainilla, ahumados, chocolate y café. En boca buenos taninos, sabrosos y elegantes, es un vino largo, con fruta madura, de nuevo la compota, con la madera muy integrada y se muestra muy cremoso, sorprende su suavidad dado su origen, graduación y juventud. Muy buen vino, absolutemente recomendable. (Foto de verema.com)




Dejando los tintos, estas fiestas en particular no han sido muy espléndidas en blancos, pero abrimos un Do Ferreiro Cepas Vellas 2006, del cuál ya he dicho todo en este blog (Do Ferreiro Cepas Vellas 06) y que sólo me queda decir que está estupendo, suave, elegante, sedoso y muy equilibrado y que demuestra que es uno de los mejores blancos de este país.



En cuanto a espumosos, citaré 3 cavas, por un lado un Castell Sant Antoni Magnum Gran Brut con una graduación de 11,5% y una crianza de 28 meses. Elaborado con macabeo, xarel-lo, parellada y chardonnay. (Foto de elcorteingle.es). En copa presenta color dorado pajizo, es una cava fresco, herbáceo, con matices de frutos secos, con burbuja fina y persistente que surge desde el centro del fondo de la copa de una forma permanente y lineal. En boca es como en nariz, elegante, fresco, suave, cremoso y con notas de bolleria. Un muy buen cava, y de gran RCP.




El cava que acompañó mi accidentada entrada de año, fué un Gramona Imperial Gran Reserva 2003. En copa posee un color amarillo dorado pajizo con burbuja persistente, muy fina. En nariz es fresco, con mucha cremosidad, panaderia, notas a melocotón, hueso de fruta y resulta auvado. En boca es de nuevo freso, elegante, cremoso, largo, con el carbónico muy integrado, sabroso. Otro gran cava de buena RCP.

El tercer y último cava que citaré en este articulo, ha sido una grata sorpresa que me ha llegado de la mano de Angel, desde su enoteca Cabernet, un Balma Brut Nature 2004, elaborado por Mas Bertran, con 16 meses de crianza y elaborado con 40% xarel-lo, 30% macabeo y 30% parellada. Figura la fecha de degüelle (se agradece) como Octubre de 2007. En copa es amarillo dorado pajizo con algunas notas verdosas, burbuja fina y persistente. En nariz posee claras notas a fruta con miel intensas, en concreto como a kiwi con miel, aromas a piel de melocotón, es fresco y floral, de nuevo al cabo de un tiempo surgen notas a fresones. Una muy buena nariz. En boca de nuevo la fruta con miel, la frescura, ligeramente seco, largo, persistente, diferente de lo habitual, con el paso del tiempo se vuelve cremoso. Muy interesante y rico, de gran RCP ya que ronda los 9€.

Quedan unas cuantas catas pendientes pero que las dejaremos para los próximos días.

9 comentarios:

La Guarda de Navarra dijo...

Asi da gusto celebrar la Navidad. Imagino que con esos vinos hay una grata compañia. Eso es la Navidad.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Chico, qué maravilla tener un padre que conserva, y en buen estado general, joyas como éasa en una bodega.
Felicidades pues es algo que noe stá a mi alcance.
Un abrazo
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Carlos,

menuda selección de caldos entrados en años amigo!!!

Que bonito sería poder probar ese Murieta de 1960, una suerte bárbara la tuya el poder acceder a esos vinos casi eternos.... Me das envidia, envidia sana en todo caso!

Enhorabuena por las catas!

Oscar G. (Vadebacus)


P.D.: Parece que los Reyes Majos se comportaron y dejaron en mi humilde morada un Fefiñanes III ´03, ya te contaré que tal....

Carlos Rodriguez dijo...

Pues amigos, la verdad que fueron una de las mayores sensaciones que he tenido nunca con una botella, primero porque el vino estaba excelso y segundo por compartirla con mi padre y con mi unico hermano, y siendo de 1960 da pie a una interesante conversacion, si uno no habia nacido que el otro entraba en el seminario, en fin, lo que realmente era esa botella pura historia vinicola de este pais.
El Albina también estuvo fantástico pero cuando probamos el Murrieta nos dimos cuenta que sí, que fué una gran botella ese Albina del 70 pero NO como el Murrieta, no señor.
Respecto al resto: los 3 cavas muy interesantes, el Gramona en su gran linea, el Sant Antoni me agradó mucho y el Balma me trajo sensaciones que no habia percibido en cavas antes y encima a buen precio (bueno mejor, me la regalaron).
El Dolç, es un manjar de dioses EMHO.
Do Ferreiro, ya lo he dicho todo, y sino pasaros por el blog de La Guarda para leer su IEC7.
Por ultimo el ALion me sorprendió por su suavidad y sobre todo por cremosidad.
Saludos

Sobre Vino dijo...

Carlos,

Es un lujo que pudierais disfrutar de esas botellas, que por lo que comentas se conservaron muy bien en la bodega de tu padre (suerte que tienen algunos :-).

Uno de los vinos tomados en 2007 que también quedarán grabados en mi memoria es otro Rioja antiguo: un Marqués de Riscal de 1945. Comprendo lo que pudiste sentir con ese Murrieta.

Un abrazo,

Sobre Vino
www.sobrevino.com

Carlos Rodriguez dijo...

Sobrevino, viendo tus notas del Riscal 45, debo decir que ciertas frases las pongo en mi boca sin dudarlo. Así que ya sabes que he sentido bebiendo el Murrieta.
Saludos
Carlos

IGLegorburu dijo...

Bla bla bla...demasiado vino decrépito y cadavérico por ahí suelto. Se parecen a las personas que lo beben :-))))))) (es una pena que en esto de Internet no se pueda dar la entonación correctas a las palabras)

¡Eres un ca....!

Un abrazo

Carlos Rodriguez dijo...

Pues si Iñaki, y lo mejor que cuando lo bebiamos nos acordamos de ti tanto Juan como yo: que vino, como le huebiera gustado a Iñaki, jajajaja pero, lo mejor de esto es que es cierto.
Saludos

IGLegorburu dijo...

El día que os vea ya podéis empezar a correr :-)

Un saludo