24 marzo 2008

Zarate 2006

Hacía tiempo que había leído unos comentarios interesantes sobre esta bodega por parte de nuestro amigo Sobrevino así como otras buenas referencias que habían llegado a mis oidos. No sé cuál era el motivo pero aún no lo había catado así que adquirí una botella de este Zarate 2006 y hace pocos días después de las buenas impresiones causadas adquirí otra botella de la bodega pero en esta ocasión se trató del Zarate Tras da Viña 2004.
Poseen viñedos de 35 años repartidos en 6,54 Has divididas en 11 parcelas.
Así que el otro día, un poco cansado de algunos vinos que me habían dejado malas sensaciones, es lo que tiene arriesgarse y probar y probar, me apetecía buscar frescura y a poder ser algo de elegancia y fruta blanca. Así que opté por descorchar este Zarate 06, y sí señor ahí estaba lo que buscaba: la fruta blanca, la frescura y la elegancia.


Antes de entrar en los detalles del vino, el cuál anticipo ya que lo pongo al mismo nivel que Do Ferreiro, Fefiñanes y Pazo Señorans, en mi opinión lo que diferencia hoy en día a un buen albariño del resto de sus hermanos son los matices de:
elegancia, frescura en el aporte de la fruta blanca y sobre todo acidez equilibrada. Parece sencillo ¿no?. Pues NO.

En copa presentó color dorado pajizo suave con cierta presencia de carbónico que desaparece al cabo de unos minutos.
En nariz aparece la frescura que buscaba, la fruta blanca en concreto la manzana y la pera, así como sésamo, pomelo y un ligero fondo de melocotón, esto en cuanto al aspecto más frutal. Acompañado de notas florales y cítricas. Elegancia.
En boca de nuevo se muestra fresco, elegante y suave. Surge de nuevo la fruta blanca y los cítricos. Se muestra muy varietal y con una acidez equilibrada, muy equilibrada.


El carbónico que aparece en copa durante los primeros minutos no se encuentra en ningún momento en nariz ni en boca.
Así que resultó una buena "salida de escape" a ese pequeño hartazgo que tenía y que necesitaba un giro, este Zarate 06 me ha proporcionado lo poco que pedía: elegancia, equilibrio, sedosidad. No es poco, no.

Aprovecho para adelantaros que en los próximos días publicaré la cata y espero que el disfrute de un nuevo proyecto de Rias Baixas de escasísima producción y que entre otros, está detrás el gran cocinero gallego Marcelo Tejedor, y que lleva por nombre VENDETTA.

9 comentarios:

La Guarda de Navarra dijo...

Elegancia, frescura y equilibrio. Parece sencillo y que difícil es encontrarlo.
Yo por pedir, pediría algo más. Sin llegar a la carnosidad podría demandar sedosidad o en su defecto que no peque de delgadez.
Ya nos entendemos. El mercado ofrece albariños que no deberían tenerse como tales.
Saludos y felicidades por la nueva adquisi´ción.

CarlosGonzalez dijo...

Amigo Carlos, ese albariño lo vi en mi reciente visita a Vigo. La de satisfacciones que nos está dando la añada 2006... Una añada que agradece el reposo y se nota más asentada y elegante con el paso del tiempo.
Saludos

Carlos Rodriguez dijo...

Amigo Guarda efectivamente son características dificiles de conseguir, además como bien dices existen los dos extremos el que peca de falta absoluta de equilibrio de acidez y alcohol, sobre todo y los que elaboran albariños demasiado planos, aunque insisto yo me encuentro mucho más los primeros que los segundos.
Saludos
Carlos

Carlos Rodriguez dijo...

Carlos, efectivamente la añada 2006con su bajón de cantidad pero su aumento en calidad. Además creo que evolucionará bien. Efectivamente.
Si lo ves pruebalo, está en la línea que he descrito.
Saludos
Carlos

ALberto dijo...

Hola Carlos:
Simplemente apuntar a todos los foraneos de Galicia que la añada 2006 estara excelente a lo largo de este año, pero a partir del otoño ya es recomendable ir bebiendolos. Creo que opinaras lo mismo que yo. Por cierto, el pazo da Touza ya lo has probado?? Yo abrire una botella este fin de semana.
Un saludo

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Alberto, de acuerdo con tu comentario. Por cierto aun no la abrí, espero tus comentarios.
Saludos

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo también soy un fan absoluto de Zárate. He probado varios vinos suyos, pero el Tras la Viña me parece superior. Escribí sobre él hace ya cierto tiempo. Y su método de vinificación, chico: chapeau para unos valientes que aciertan con aquello que les pide la uva. Consiguen frescor, tipicidad, mineralidad y longevidad sin madera, fruta y más fruta. Una delicia.
Saludos
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Estimado Joan, leí tu nota de Tras da Viña fechada en noviembre. Me llamó mucho la atención (y lo digo positivamente) esa definición atípica de color y de nariz, y reconozco que lo adquirí, entre otras cosas, por tus comentarios. No tardaré en catarlo, por cierto por aquí, y en tienda cara, 14,4€.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues sí, Carlos, el precio está algo subido, pero creo sinceramente que es una experiencia que merece la pena.
Saludos
Joan