01 mayo 2008

Atlántico y Mediterráneo

No, no voy a hablar ni de océanos ni de mares, sólo de carácter. De carácter atlántico y de carácter mediterráneo. Aunque en este caso intentaré ser imparcial pero debo reconocer que me imbuye el carácter atlántico pero, si de vez en cuando habeis leido este blog también sabeis que me gusta el carácter mediterráneo: monastrell, bobal, moscatel, etc pero en esta ocasión nos trasladaremos un poco más lejos, al centro del Mediterráneo, a Italia concretamente a Sicilia. Para el carácter atlántico, logicamente, no podía ser de otra manera que quedarme en casa, en el corazón, en Galicia.
Todo esto viene a colación de que en los últimos días he bebido y disfrutado dos vinos interesantes, dos buenos blancos. Podrían ser dos tintos, como por ejemplo un buen mencía gallego y un buen nero d'avola siciliano, pero eso podría ser una entrada de este blog otro día. En esta ocasión se trata de un albariño gallego y de un insolia siciliano.El albariño se trata de un Zárate Tras da Viña 2004 mientras que el siciliano es un Principi di Butera insolia 2006.
Hace poco hablé de Zarate 2006 y en esta ocasión me pareció interesante abrir este Tras da Viña que llevaba varias semanas en la vinoteca. Empecemos por el final: es un vino muy recomendable, interesante, elegante y sabroso. Lo primero que te llama la atención es la crianza sobre lías de 30 meses. Su precio ronda los 14€.

Foto de Joan de Devinis. Joan me permito la licencia ya que no hice la foto de rigor.

En copa presentó color oro de cierta intensidad con irisaciones ligeramente tostadas y muestra la untuosidad que le otorga la crianza sobre lías.
En nariz denota frescura, elegancia, fruta blanca en concreto piel de manzana, cítricos. Además se muestra mineral y herbal más cierta presencia de sésamo junto con un fondo de hierbas.
En boca de nuevo es fresco y elegante, largo, surgen otra vez los cítricos y la fruta blanca, es denso y mineral y muy equilibrado. Llena la boca y surgen los matices provenientes de las lías.

Podeis leer otra cata de este vino en Tras da viña en devinis

Por su parte, el Principi di Butera 2006, elaborado por Feudo Butera, lo adquirí digamos por un motivo sentimental: lo ví en la estantería y me acordé de cierta cena en el 2004, de luna de miel en un canal de Venecia ,la cuál fue regada con un blanco de esta bodega y juraría que se trataba de este vino, logicamente de otra añada, pero era esta bodega seguro. Mi memoria ya no llega a tanto detalle pero casi seguro que se trataba de este vino. Una situación curiosa: en Italia de luna de miel, y cuando llegamos a Venecia coincido con uno de mis mejores amigos de toda la vida, casualidad, así que cena con Esteban, con Leo que hizo de anfitrión, mi mujer y este vino.
Así que intentaré ser imparcial, pero un buen vino que te retrotrae a un buen recuerdo no tiene precio, como la mastercard. Se trata de un vino elaborado con insolia una variedad blanca propia de Sicilia y que, en este caso, con un precio de 8€ se trata de un vino de magnífica RCP.
Su aspecto más destacado son sus matices de almendra pero para nada exagerados ni con una presencia desorbitada pero sí con un fondo almendrado característico.
En copa se presenta con color amarillo oro con ligeros matices tostados-verdosos.
En nariz es fresco, suave, fruta blanca en concreto manzana y melón, ligeros cítricos. Se muestra herbal y floral. Surgen los matices de almendra de forma suave.
En boca de nuevo es fresco, con un final ligeramente seco, aparece otra vez la fruta pero verde, así como de nuevo los citricos y la almendra. Es un vino muy interesante y muy bebible.
Muy recomendable y bien integrada esa "mandorla".
Dos conceptos distintos pero a la vez parecidos, uno atlántico y otro mediterráneo. Ambos monovarietales sin crianza en madera.
Os recomiendo ambos vinos cada uno en su sitio, el Zarate es un estupendo albariño sedoso, elegante y distinto a lo habitual. Por su parte el Butera es un vino fácil de beber, fresco pero algo seco y con un toque de almendra nada habitual.

4 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Hola, Carlos, lamento de veras no poder opinar sobre este blanco hecho con insolia (en Sicilia la llaman inzolia), que no he probado jamás como monovarietal, sino mezclado con otras variedades blancas sicilianas (tipo catarratto o grillo). Se usa tambiñen para hacer el blanco de Marsala y había leído de la predilección última por vinificarlo como monovarietal seco. Además te traerte recuerdos agradables, veo que te gustó!!! Asíq ue anotado queda.
Sobre el Zarate tras da viña, gracias por la referencia. Es un vino que me gusta mucho, mucho, insólito en su vinificación por lo demás, pero con resultados de un frescor y de una longevidad (tus notas de un 2004 lo demuestran), impresionantes. Un vinazo.
Un abrazo
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Joan, primero ves que te "robé" tu foto del Tras da Viña. Es un vino que disfruté durante dos días en casa y realmente me gustó mucho. Efectivamente su vinificación es insólita no conozco otro albariño con tantos meses de crianza sobre lías. Se muestra fresco, agradable y muy elegante. Lo que más me llamó la atención es su color oro en lugar del habitual pajizo.
Respecto al insolia, debo reconocer que por 7-8 € es un buen vino, interesante, logicamente no está a la altura del Tras da viña pero sí es un buen ejemplo para ver que es capaz un monovarietal de esta uva y que puede dar vinos de gama media e interesantes como este.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Claro, tantos meses con las lías y un cierto "envejecimiento" (que para nada se nota en boca más allá de un paso más sedoso de lo habituañ), acaban dando ese tono algo distinto.
Y fíjate que no me había dado cuenta de que fuera mi foto!!! Perfecto.
Un abrazo
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Pues si Joan, tantos meses en lias solo se notan en el color de este Tras da viña porque en boca es muy sedoso como bien dices.
La foto es robada, como buen paparazzi, jeje.
Saludos
Carlos