22 mayo 2008

Las llaves de San Pedro, Oviedo

Detrás de este singular nombre se encuentra en Oviedo una vinoteca a la cuál llegué de casualidad en una noche lluviosa después de un largo día de trabajo. Algo tan sencillo como buscar un lugar donde cenar y tomar un vino lo más cerca del hotel deparó encontrar un interesante local y una buena conversación sobre vinos.
Precisamente hace unos días publicaba en mi colaboración habitual con Lugardelvino.com, el vino por copas un artículo sobre la dificultad de disfrutar de vinos por copa y precisamente, en esta vinoteca-restaurante poseen en este aspecto una amplia selección, lo cuál agradecí y más después del pensamiento trasmitido en ese artículo, tanto en número como en denominaciones, ya que además de no encontrarte con las remanidas referencias de siempre puedes disfrutar de interesantes vinos desde Rioja a Calatayud pasando por Madrid, por ejemplo. Además los vinos están bien conservados y a temperatura correcta.
Desde aquí darles las gracias por la atención, por los vinos y sobre todo por la conversación.
Así que, y desde el gran desconocimiento que tengo sobre esta ciudad, si pasais por Oviedo o si vivis allí, recomendaros que paseis por la C/ Rio San Pedro 11.
Posee otro local, el cuál no conozco pero os dejo el enlace, parece ser una de las vinotecas más pequeñas de España: thyrsusvinoteca

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu comentario, tu visita y tu charla, si algun dia vuelves a oviedo te esperamos con los brazos abiertos y las botellas preparadas para abrir.
Un abrazo
Las llaves de San Pedro. Oviedo

Carlos Rodriguez. dijo...

Gracias a vosotros por todo y mucha suerte.
Saludos
Carlos

Anónimo dijo...

Ya no esta abierta la vinoteca.
Producto de una mala gestion y mala cocina, empezo con mucha alegria,mucha gente, mucha invitacion al inicio pero ahora chapao.
Una pena el local estaba guapo pero aunque lo reabran nunca funcionara ese local.

Carlos Rodriguez dijo...

Pues si no está abierta es una pena, yo como indico en el post estuve una noche que tuve que acercarme a Oviedo y me sentí comodo.
Saludos
Carlos