27 junio 2008

IEC#11

La propuesta de esta edición versa sobre nuestros origenes en esto del vino, concretamente:

"os acordéis de ese primer vino que os hizo aficionados a este mundo para toda la vida y que hagáis una cata del mismo en vuestra memoria".
En esta ocasión, yo particularmente lo tengo muy, muy fácil. Los que habeis leido mi pequeño texto presentado al concurso de escritos enologicos noveles: La mencía de Doña Orosia, sabeis de que hablo.
He crecido, en aquellas múltiples visitas a casa de la abuela, es curioso era la casa de los abuelos pero siempre nos referiamos a ella como la casa de la abuela, rodeado de vino y viñedos de mencía.

Aquel vino elaborado desde que todos tenemos en nuestra familia uso de razón fué junto con aquellos clásicos de Rioja que mi padre abria los fines de semana y fiestas de guardar en casa: Tondonia, Barón de Ley, Murrieta,etc lo que me marcó en esto del vino.

Debo reconocer que ese mencía, ese Amandi se convirtió con el paso del tiempo en Viña do Regueiral, DO Ribeira Sacra.
La propuesta nos indica hacer una cata de memoria, pues la mia es sencilla: frescura y fruta roja junto con terruño en nariz y en boca los mismos matices acompañados de buenos taninos y sobre todo lo que es, mencía gallega 100%, sin complementos ni complicaciones, matices sencillos pero claros. Y todo ello, para mí, rodeado de los matices que no muestra una cata como el esfuerzo y el empeño por llevar adelante este pequeño proyecto que tiene muchisimo más de sentimental que de rentable.

Y como este blog, es, creo, muy sincero, como os podeis dar cuenta tengo vinculación familiar con este vino y es él, sus viñas y todo lo que lo rodea lo que me ha llevado a esta pasión.

6 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

No hay como tener viñedo y bodega familiares para que crezca, imparable, el sentimiento por la tioerra y por el producto de la cepa. Suerte que tenéis algunos!!!
Saludos
Joan

Carlos Rodriguez. dijo...

Hola Joan, primero no creais que es una gran bodega, por tamaño digo. Es una pequeña bodega familiar que en su dia dio un paso hacia adelante. Yo personalmente, debo reconocer que no he podido explotar todo lo que hubiera querido tener tan accesible una bodega pero logicamente el vino, los viñedos, la vendimia, etc son muy familiares para mi.
A veces, como puede ser tu caso, lo has suplido con creces con una buena formación, sea autodidacta o no, que supera con creces este tipo de vinculos. La pena es no poder llevar personalmente adelante el proyecto vinicola que uno tiene en mente y que lo tengo pero las circustancias....
Saludos
Carlos

IGLegorburu dijo...

Ay Carlitos, échale un par y tira para delante con el proyecto... y que te ayude el otro par :-))

Ya me entiendes.

Un abrazo

J. Gómez Pallarès dijo...

Pues eso, que a pares se llenan carretas!!!
Joan

Carlos Rodriguez. dijo...

Iñaki, tu si que sabes.. todo se andará, llegará el momento eso espero.
Joan, lo miso digo.
Pero las carretas se llenan con euros, jeje.
Saludos
Carlos

La Guarda de Navarra dijo...

Me encantaría poder beber uno de tus vinos y contar a mis amigos la historia, nuestra historia.
Animo, estoy seguro que algún día lo harás.
Saludos.