22 agosto 2008

Zarate Balado 2006

Los que seguís este blog sabeis de mi predilección dentro de la DO Rias Baixas por ciertas bodegas que están trabajando muy bien y ofreciéndonos albariños de corte elegante y sedoso como son Gerardo Méndez con sus Do Ferreiro, Zárate con toda su gama bajo el mismo nombre y Pazo de Señorans con su buen hacer añada tras añada, entre otros.
Después de disfrutar en repetidas ocasiones del Zarate, me adentré hará ya unos meses a descubrir su Tras da Viña, y hace pocas semanas comentaba las estupendas sensaciones que nos dejó su Zarate El Palomar 2005 y me quedaba, después de que me hablaran muy bien de él, probar el Zarate Balado.
Si es dificil conseguir botellas de El Palomar ya que solo hay aproximadamente 2500, el Balado ni os cuento. Procede de una finca de 0,15Ha y se elaboran poco más de 1000 botellas y 50 magnums.
Así que el otro día me acerqué por la bodega, en la cuál nos dispensaron un agradable trato, y durante el tiempo que estuvimos en ella pudimos catar de nuevo el Zarate 06 y, por suerte el esquivo Balado 06 (esta última la adquirimos). La "cesta de la compra" se llenó con una botella de Zarate 06, un magnum de Zarate El Palomar 2006 (lo guardaré unos meses más) y 2 magnums de Zarate Balado 2006.

Con este Zarate Balado 2006, consigo cerrar el círculo en esta bodega, que cada día me sorprende más gratamente y sin duda se encuentra ya entre las grandes de la denominación.
Está vinificado en inox y con una crianza sobre lias finas de 6 meses.
La botella de Balado 06 estaba a temperatura algo elevada, me imagino por estar en algún rincón perdida en la bodega, así que catamos y nos dimos cuenta de la alta calidad del vino. En casa con calma y con la temperatura adecuada al cabo de algunas horas y ya con la tranquilidad necesaria, disfruté del resto de esa botella y tomé las siguientes notas:

En copa amarillo dorado con irisaciones verdosas-tostadas, untuosidad.
En nariz es fresco, con notas de panadería, pastelería. Se muestra muy varietal, elegante, con claras notas de fruta blanca acompañadas con ligeras de pomelo y cítricos. Es herbáceo y floral.
En conjunto es una nariz muy integrada, equilibrada e intensa. Incluso al final surge un ligero matiz de piel de mandarina.
En boca es muy largo, untuoso, con presencia. De nuevo se muestra fresco y elegante. Surge la fruta blanca y los cítricos. Varietal. Posee una buena acidez. Incluso surge un ligerisimo matiz especiado de fondo. La boca es elegante y larga.

Creo que el mejor resumen de este vino es la elegancia y la complejidad de matices que nos ofrece de forma suave y equilibrada.

Sería uno de esos vinos que de vez en cuando los defino como para compartir, sin duda alguna. No deja indiferente, te ofrece muchos matices pero de tal forma que se deja beber muy facilmente. La próxima semana tengo una cena en casa, para celebrar mi cumpleaños, eso sí con varias semanas de retraso, pero no me queda duda de que uno de los 2 magnums de Balado se abrirá, seguro. Lo que venga después ya veremos.... pero hay que compartirlo y disfrutarlo.

4 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Aquí sí que me das envidia, Carlos. Definitivamente tengo a Zárate por una de las grandes de las Rías Baixas y este balado no lo he probado jamás. La complejidad que describes, ¿la consiguen de nuevo sin que el vino toque la madera?
Saludos
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Hombre Joan, como tú cuando puedes acercarte a bodegas de Cataluña. Zarate lo tengo a 30 min de casa. La próxima visita consigo una botella... y hablamos. El Balado NO tiene madera.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Me encanta ya definitivamente esta bodega, que consigue lo que consigue, en matices, aromas y complejidades, frescuras y demases SIN madera.
Y claro, sana envidia, que la tengas a 30 minutos!!! Todos hacemos lo que podemos, por lo demás, como bien apuntas!
Saludos
Joan

Carlos Rodriguez dijo...

Ya te contaré pues este viernes tengo la cena que comento en el post en casa y es momento de abrir un par de magnums y uno será el de este Balado sin duda, el otro estoy pensandolo pero probablemente un Villacreces 04 o un Atauta 04, ambos Riberas, ambos en magnums y de la misma añada. Creo que abriré el primero y el Atauta en unos meses.
Saludos