09 septiembre 2008

Vetus 2005

Viendo la botella en la estantería de la vinoteca, vinieron a mi memoria recuerdos de cierta cena con mi mujer allá por el 2006 en el restaurante y a la vez bodega de la DO Rias Baixas llamado Remesal y ubicado en Tui, Pontevedra. No voy a realizar ninguna crítica gastronómica, simplemente porque sería un osado, no es lo mío y por tanto eso se lo dejo a los expertos o aficionados a la gastronomía, que buenos blogs existen de ello. Recuerdo una gratísima velada en un buen ambiente. De aquella cena me quedó la sensación de haber cenado bien y de haber probado un vino nuevo y que, en aquel momento y circunstancia, me llamó la atención gratamente.

Decía, allá por octubre del 2006, lo siguiente sobre el Vetus 2004:

D.O. Toro, Bodegas Viña Villanueva, 100% tempranillo, 14,5%, Color cereza picota con borde rubí, muy bonito realmente llamativo. En nariz presenta toques ahumados, torrefactos, frutas rojas maduras y madera. En boca presenta de nuevo las frutas maduras, paso largo y taninos potentes que implincan astringencia notable pero bien construidos.Un vino gratificante. Fecha de cata 13-Oct-2006. Puntuación 8,7/10. Precio recomendado aproximado 10-11 €.

Aún era esa cata de aquellas que colgaba en un post enorme que, después, con el paso del tiempo y al no parar de crecer, tuve que catalogarlo bajo la etiqueta "catas realizadas" y con mi mayor dedicación al blog, aquellas pequeñas descripciones se fueron convirtiendo en más extensas y cada vez mayores con lo que necesitaron, cada una de ellas un post propio.

Pasa el tiempo, y en este Vetus 2005 ya no figura que es elaborado por Finca Villacreces, sino que ahora indica que es elaborado y embotellado para Bodegas Izadi, o lo que es lo mismo el grupo llamado Artevino. Por cierto, hace nada hablaba de otro vino de este grupo: Finca Villacreces.
Debo reconocer, que tal vez en aquella ocasión imbuido por el ambiente, por el menor conocimiento del mundo del vino o simplemente por ser una añada mejor que esta 2005 aquel Vetus 2004 estuvo por encima de este Vetus 2005, con diferencia.

Ahora he encontrado un vino de calidad dentro del rango de precios en el que se encuentra, es decir 12€ y no aquél estupendo vino que recordaba.

En copa presentó un color próximo a cereza oscuro con borde granate vivo y con una lágrima media que tinta la copa.

En nariz nos aporta aromas a fruta roja madura, con presencia de los tostados de la madera (es un vino con crianza en roble francés y americano de 12 meses) acompañados de cacao, torrefacto y galletas lo que le aporta cierta cremosidad. Incluso aparecen ligeros especiados e incluso un toque de mineralidad.

En boca los taninos aún tienen peso aunque están cerca de estar integrados. Como en nariz aparecen los especiados pero con mucha más intensidad. Nos encontramos de nuevo con la fruta roja madura y los tostados. Se muestra denso, largo y algo cálido, incluso con notas que recuerdan cierto verdor.

Creo, en mi opinión, que mejorará con botella y a fecha de hoy le conviene cierta aireación, al menos media hora. Podemos resumirlo en un interesante vino para los 12€ que cuesta pero está lejos de aquellas sensaciones que guardaba del 2004, con lo que particularmente me decepcionó un poco, no por la calidad del vino sino por las malditas comparaciones y por tener la curiosidad de encontrarme de nuevo aquello que surgió alrededor de esa mesa hará ahora dos años. Por eso, dejando de lado la añada y otros muchos factores, el vino siempre está rodeado de circunstancias, momentos, recuerdos y sensaciones en el instante en que lo pruebas y que pueden, y lo hacen, influir en los matices que te hacen sentir logicamente, siempre dentro del esquema vital de cada vino, no confundamos mis palabras. Por todo lo anteriormente citado un vino no sube de peldaños en la escalera de la calidad pero si puede hacer que hasta su peldaño hayas subido de una u otra manera, de forma más agradable o menos cómoda.

6 comentarios:

Jose luis Louzan dijo...

... es decir que el vino es de las pocas cosas que se trasciende a si mismo y acaba por compartir su status y condiciones con el entorno y las circunstancias del momento.

¡Toma! que se vea que tengo asignaturas de filosofía jajajaja

Me paso algo parecido a lo que te ocurre a ti Carlos, con este Toro. Me encanto el 2004 y lo vendi bastante, pero cuando probe el 2005 ya no me parecio de un nivel similar (aunque siga estando bien en su linea de precio)

Y es que el vino como las personas e voluciona y tiene altibajos. Como todas las cosas buenas...

Carlos Rodriguez dijo...

Hola José Luis, pues creo que sí, el vino puede llegar, y lo hace a interaccionar con el ambiente que lo rodea, con el entorno.
Veo que hemos tenido la misma sensación con este Vetus.
Por supuesto, el vino como las personas depende de muchos factores y evolucionan y cambian y se hacen mayores, mas listos o mas tontos...
Saludos
Carlos

La Guarda de Navarra dijo...

Cada vino muchas veces depende de un contexto concreto para satisfacer o no. Eso me ha parecido entender y confirmo tus palabras.
Saludos.

Vins i més dijo...

Independientemente de que alrededor de un 30% del vino y su valoración va en función de ese día y momento en el que estás "Tú mismo con tus circunstancias" esa es la lotería de crear una marca sin uva, es de cir que cada año es de un padre y madre distinto. Me pasó con el Neo algo parecido, la añada de Bodegas Viña Solorca fue la de los premis, las demas ... bluf

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Guarda, efectivamente el vino en un % depende del contexto pero donde no hay donde rascar....
¿Verdad?
Saludos
Carlos

Carlos Rodriguez dijo...

Vins i mes, en la linea de lo que le comentaba a La Guarda... hay un % que depende del instante pero si a eso le sumamos lo que comentas el % es muy elevado ¿verdad?
Saludos
Carlos