14 diciembre 2008

Un par de buenos blancos

Sigo sobreponiéndome a mis problemas de telefonía e Internet que espero se solucionen a principios de año, así que paciencia y mucha..... y tenéis que perdonarme que no escriba con la fluidez habitual y no será por notas de cata que esperan impacientes en la libreta.
Se acercan fechas muy interesantes de cara al vino ya que entre reunión y reunión y comida familiar al final catas, pruebas, desestimas y bebes muchos vinos de varios tipos.
En esta ocasión hablaré de dos vinos blancos, por un lado uno de los Rias Baixas que más me agradan, y ya lo sabéis, Do Ferreiro, en esta ocasión hablaré del Do Ferreiro 2007, que vuelve a darnos la razón de que por un lado se trata de uno de los mejores albariños que podemos encontrarnos y por otro lado de la necesidad de tiempo que en contra de la opinión generalizada necesitan estos vinos para darnos lo mejor de ellos.

Este Do Ferreiro 2007 presentó en copa color dorado rozando el amarillo y con claras notas verdosas.
En nariz nos otorga cítricos, en concreto lima y limón, acompañados de frescura. A su vez surgen aromas a melocotón, piel de manzana y pera. Es una muy buena nariz y profunda. Con el tiempo se vuelve floral.
En boca se ofrece untuoso, largo, de nuevo la fruta blanca y los cítricos, herbáceo, hueso de fruta e incluso cierto ligero pomelo. El conjunto es sabroso, rico y elegante.
A diferencias de tantas añadas y botellas disfrutadas esta en concreto se mostró muy mineral.
Es como siempre he indicado un vino de gran RCP, rico, complejo y elegante con buena acidez que le otorgará larga vida.

El otro blanco del que me gustaría comentar es, ya uno de los pocos muscadets por decir el último que queda en mi bodega, Granite de Clisson 2005 botella nº 70, elaborado por Martin Luneau.
Resultó un vino muy interesante, fresco, fácil de beber y para repetir.


En copa es dorado con matices verdosos y ligera presencia de CO2 que desaparece rápido.
En nariz es fresco, mineral, con piel de cítricos, ligero con un fondo goloso a pomelo. Buena nariz.
En boca es fresco, ligeramente mineral y ligera salinidad, untuoso y denso pero sin exageraciones. Es muy largo, con suaves cítricos y un ligero amargor final. Incluso con el tiempo ofrece piel de pomelo y de naranja.
Muy interesante, en la línea de lo que debe ser un muscadet: frescos, elegantes, sin complicaciones para disfrutar de una copa tras otra sin más.

Dos más que interesantes propuestas dentro de los vinos blancos, dos vinos con caracter atlántico, uno español otro francés.

4 comentarios:

Tony dijo...

Viene de un post anterior,

Perdona pero no había visto tu comentario Sobre el Trus 2003.

Para mí taninos y madera muy integrados, bien de color, potente, intenso.

Nosotros disfrutamos muchísimo con él, y eso que paríamos con unas expectativas muy altas, generadas por un amigo mío que está enamorado de este vino.
Así todo, creo que lo perjudica el precio, ya que es un pelín caro.

Resumiendo, nos alegró la velada !

Poco má puedo yo añadir respecto a Do Ferreiro 2007. Una pena que los años pasen, porque a mí y a los compis de pitanzas, pocas botellas de él nos quedan ya.

Del otro que comentas, ni idea. No lo conozco.

Olaf dijo...

Do Ferreiro 2007, todavía no lo he probado, iremos a por él pronto.
Segunda vez que leo de muscadets últimamente y justo ahora no me queda ninguno en casa y me esta apeteciendo mucho, buscaré algo a ver.
Saludos

Olaf

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Tony, gracias por la info del Trus, tomo nota. Efectivamente del Do Ferreiro queda poco que decir,parece que nos pagan por hablar de él, jajaja.
Saludos
Carlos

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Olaf, parece que Iñaki y yo nos hemos puesto de acuerdo,...
La verdad que son vinos interesantes, en concreto este Clisson lo és, recomendable,me parece haber leido sobreél hace tiempo en el blog de Clambor.
Saludos