31 agosto 2008

Zarate Balado, Finca Villacreces y el final del verano

Como comenté en algún lugar de algún anterior post, este pasado viernes se hacía necesaria cierta cena en casa para celebrar un ya pasado y caduco cumpleaños (fué allá por el día 2 del ya cuasi finalizado mes de Agosto) y que además serviría como más que probable última cena en la actual casa y como despedida de la misma. Dentro de no muchas semanas, comenzaremos una espero no muy ajetreada mudanza y probablemente el punto de inicio de una nueva vida en lo que a lo personal se refiere y en lo que a nosotros respecta, tenemos depositadas muchas esperanzas de que sea un punto de inflexión en nuestras vidas.
Así que, centrémonos en lo que fué dicha cena y los vinos que acompañaron los estupendos platos que Carol preparó con mi pequeña ayuda, pequeñisima ayuda más bien.
En total 7 comensales, el menú sencillo:
Embutidos ibéricos, quesos con los que acompañar una confitura de pimientos de piquillo que resultó excelente compañero sobre todo para el queso de cabra, paté de atún casero, empanada de grelos con un toque de jamón y chorizo y como plato estrella unos estupendos lomos de rape alongostado. De postre brazo de chocolate y tortas de nata y chocolate. Creo que eso fué todo.


Respecto al vino, quería aprovechar la ocasión para abrir un par de magnums, así que decidido pensé que era un buen día para abrir por un lado uno de los dos magnums de Zarate Balado 2006 que compré en mi visita a Bodegas Zarate y, por otro lado el que podría ser un buen acompañamiento para el rape: un magnum de Finca Villacreces 2004 que hacía tiempo tenía en la vinoteca.
El magnum Zárate Balado 2006, resultó estupendo como comienzo de la velada, recibimiento y comienzo de cena. Poco más que añadir a la nota de cata que escribí hace poco, Zarate Balado 2006, excepto que en esta ocasión la primera copa se mostró con ligeros matices salinos que no recuerdo haberlos encontrado con aquella botella abierta hace ya unas semanas. La siguiente "ronda" se mostró ya en la misma linea que dicha botella anterior: suave, elegante y muy disfrutable.
Por su parte el magnum de Finca Villacreces 2004, estuvo también a un gran nivel, resultó otro excelente vino, nos gustó mucho.
Resultó, insisto, un gran vino, equilibrado, sabroso y ya en un gran momento de consumo.
Este Villacreces gustó a todos los presentes que no dudaron en destacarlo.
En copa se mostró con color cereza picota con capa alta y borde granate muy vivo. Lágrima media.
En nariz nos deleitó con fruta madura, cacao, vainilla y tostados junto con matices especiados. Una gran nariz, muy equilibrada, sin matices estrambóticos. Aromas básicos, equilibrados.
En boca los taninos están ya equilibrados, sabrosos, se muestra en la misma línea que en nariz, conceptos muy claros: fruta madura, cacao, tostados, ahumado ligeros y matices especiados. Llena la boca. El alcohol y la madera están muy equilibrados.
Es un vino elaborado por Finca Villacreces SL, Grupo Artevino, con un 75% de tempranillo y el resto es cabernet sauvignon y merlot y con 16 meses en barricas de roble francés (50% nuevo y 50% segundo año).
Resultó un excelente cierre de verano y de tantas otras cosas....
nota: en este post hay un mosquito al que parece gustarle el vino, ¿donde está?

27 agosto 2008

Numanthia 2002

A pesar de que tengo otros posts pendientes, quería escribir unas líneas sobre el vino que escogí para la cena de inauguración de la casa de mi hermano: Numanthia 2002.
Hacía sólo unas semanas que había adquirido dicha botella y creía que se encontraba ya en un buen momento de disfrute y que podría aportarnos una grata compañía a la velada que nos esperaba.

Numanthia ha conseguido hacerse un hueco como uno de los mejores vinos de la DO Toro. Lo elabora Numanthia Termes con 100% tinta de toro y con una crianza de 19 meses en barrica nueva. En esta añada 2002, la bodega aún estaba en manos de una de las grandes familias vinícolas de España como son los Eguren. Hoy en día, desde hace unos meses, la bodega pertenece al grupo Louis Vuitton-Moët Hennessy.

El vino se comportó como esperabamos: a un gran nivel. Sobre todo se mostró como un vino equilibrado. Particularmente me esperaba más potencia en todas sus facetas sin embargo, insisto, se mostró equilibrado y dando muestras de un buen hacer.

Lo descorchamos con antelación, alrededor de 45 min, mientras tomabamos un Abadia San Campio 2007 de Bodegas Terras Gaudas DO Rias Baixas, que pasó sin pena ni gloria por nuestras copas, más bien con más pena que gloria muy lejos del gran nivel de otros Rias Baixas habituales en nuestros paladares.

Centrándonos:

el Numanthia 2002 presentó en copa color cereza picota de capa media con borde granate y con una lágrima media que tintaba la copa.

En nariz nos aportó matices de fruta muy madura, cacao, ligera vainilla, suave cremosidad, ligeros cueros y tabaco. Además de torrefactos y tostados. La nariz se mostró muy integrada y conjuntada. Sin mostrar su graduación (14,5%) ni crianza, que a priori podrían pesar en el vino y no lo hacen.

En boca los taninos están muy integrados, es largo, con presencia de ahumados y tostados, de nuevo la fruta madura, ligeramente cremoso, surge otra vez el cacao y el tabaco. El alcohol está perfectamente integrado.

Tanto la nariz como la boca muestran esos matices pero bien conjuntados sin prevalecer ninguno en sobremanera.

Como resumen y siguiendo lo comentado hasta ahora, se trata de un vino de gran nivel, muy conjuntado y equilibrado que se encuentra en un óptimo momento de consumo y que perfectamente podriamos incluir en esa etiqueta de vinos para compartir y disfrutar de buena compañía, que ahora que me doy cuenta voy a crear una etiqueta que se denomine así, vinos para compartir, y catalogar ciertos vinos catados en este blog bajo ella.

24 agosto 2008

Recuperación de variedades autóctonas en Galicia

Leía hoy el periódico decano de la prensa nacional, Faro de Vigo, y me encontré una pequeña noticia sobre el trabajo que se está realizando en Galicia a favor de la recuperación de variedades autóctonas de uva gallegas. Aunque la noticia está en gallego, creo que no hace falta traducirla.
Os dejo el link, y aunque la reseña no entra en detalle por lo menos es interesante conocer que se está realizando este trabajo que puede ser dentro de años la base de algún proyecto vinícola.

22 agosto 2008

Zarate Balado 2006

Los que seguís este blog sabeis de mi predilección dentro de la DO Rias Baixas por ciertas bodegas que están trabajando muy bien y ofreciéndonos albariños de corte elegante y sedoso como son Gerardo Méndez con sus Do Ferreiro, Zárate con toda su gama bajo el mismo nombre y Pazo de Señorans con su buen hacer añada tras añada, entre otros.
Después de disfrutar en repetidas ocasiones del Zarate, me adentré hará ya unos meses a descubrir su Tras da Viña, y hace pocas semanas comentaba las estupendas sensaciones que nos dejó su Zarate El Palomar 2005 y me quedaba, después de que me hablaran muy bien de él, probar el Zarate Balado.
Si es dificil conseguir botellas de El Palomar ya que solo hay aproximadamente 2500, el Balado ni os cuento. Procede de una finca de 0,15Ha y se elaboran poco más de 1000 botellas y 50 magnums.
Así que el otro día me acerqué por la bodega, en la cuál nos dispensaron un agradable trato, y durante el tiempo que estuvimos en ella pudimos catar de nuevo el Zarate 06 y, por suerte el esquivo Balado 06 (esta última la adquirimos). La "cesta de la compra" se llenó con una botella de Zarate 06, un magnum de Zarate El Palomar 2006 (lo guardaré unos meses más) y 2 magnums de Zarate Balado 2006.

Con este Zarate Balado 2006, consigo cerrar el círculo en esta bodega, que cada día me sorprende más gratamente y sin duda se encuentra ya entre las grandes de la denominación.
Está vinificado en inox y con una crianza sobre lias finas de 6 meses.
La botella de Balado 06 estaba a temperatura algo elevada, me imagino por estar en algún rincón perdida en la bodega, así que catamos y nos dimos cuenta de la alta calidad del vino. En casa con calma y con la temperatura adecuada al cabo de algunas horas y ya con la tranquilidad necesaria, disfruté del resto de esa botella y tomé las siguientes notas:

En copa amarillo dorado con irisaciones verdosas-tostadas, untuosidad.
En nariz es fresco, con notas de panadería, pastelería. Se muestra muy varietal, elegante, con claras notas de fruta blanca acompañadas con ligeras de pomelo y cítricos. Es herbáceo y floral.
En conjunto es una nariz muy integrada, equilibrada e intensa. Incluso al final surge un ligero matiz de piel de mandarina.
En boca es muy largo, untuoso, con presencia. De nuevo se muestra fresco y elegante. Surge la fruta blanca y los cítricos. Varietal. Posee una buena acidez. Incluso surge un ligerisimo matiz especiado de fondo. La boca es elegante y larga.

Creo que el mejor resumen de este vino es la elegancia y la complejidad de matices que nos ofrece de forma suave y equilibrada.

Sería uno de esos vinos que de vez en cuando los defino como para compartir, sin duda alguna. No deja indiferente, te ofrece muchos matices pero de tal forma que se deja beber muy facilmente. La próxima semana tengo una cena en casa, para celebrar mi cumpleaños, eso sí con varias semanas de retraso, pero no me queda duda de que uno de los 2 magnums de Balado se abrirá, seguro. Lo que venga después ya veremos.... pero hay que compartirlo y disfrutarlo.

20 agosto 2008

4 kilos - Wine Song

Buscando información sobre uno de los vinos que me apetece probar proximamente, se trata del 4 Kilos, sí se llama 4 kilos en "honor" al dinero inicial que necesitaron para comenzar su proyecto y que tiene su origen en las Islas Baleares. Según detallan en su web, 4kilos :
"En agosto del 2006, Francesc Grimalt y Sergio Caballero crean en Mallorca “4Kilos Vinícola”, una empresa dedicada a elaborar vinos que reflejen la fuerza de la uva y sus matices, pero con un enfoque y presentación diferentes.
Francesc Grimalt es enólogo y antiguo socio/técnico de la bodega Anima Negra en Mallorca. Él es conocido principalmente por haber rescatado la variedad autóctona de la uva Callet, en el panorama vinícola Balear. Sergio Caballero es músico, socio fundador y co-director del festival de música avanzada y arte multimedia SÓNAR, del cual es responsable de su imagen.
A finales de septiembre de 2006, en el garaje de un amigo viticultor y con pocos medios pero con una gran uva, elaboraron su primera producción vinícola: “4Kilos 2006”. La fermentación y maceración del vino se realizó en depósitos refrigeradores de leche que, gracias a su forma, generaron una gran superficie de contacto piel-mosto. El restante 50% se elaboró en barricas abiertas de 225l. El vino tuvo una crianza en barrica nueva de roble francés de catorce meses y su salida al mercado se realizó a finales de mayo 2008".
Como en otras ocasiones y otros vinos, las referencias que me han llegado de este 4 kilos son estupendas, ahora logicamente falta comprobarlo, pero en este caso todo apunta que puede ser tan interesante como dicen. Lo compraré y veremos dentro de unas semanas.
Navegando por su web, os la recomiendo es interesante, me encuentro con este simpático video titulado Wine Song que no me he resistido a incluirlo en este artículo.

17 agosto 2008

Muñana 2003

Hace ya bastante tiempo que Juan en un viaje a Andalucía me trajo varias botellas de distintos vinos del Sur. Creo que este Muñana 2003 es ya la última botella que me queda de aquellas.Debo reconocer que estaba preocupado por el paso del tiempo y la evolución que podría tener este vino y siempre lo dejaba a la espera de encontrar un hueco para compartirlo precisamente con quién me lo regaló pero, al final lo abrí en solitario y fué una interesante sorpresa.
Os adelanto que me he encontrado un pequeño Amarone en Andalucía, sí, habeis leído bien un Amarone, matices muy similares los de Muñana a esos fantásticos vinos italianos, cierto es que estos últimos provienen de una cierta pasificación y el Muñana no, pero quién lo diría.
Este Muñana 2003, lo definiría en este momento como un vino para beberlo despacio, muy despacio ya que sus características como más adelante describiré así lo han definido.


Es un vino lejos de líneas habituales, que lo convierten en un vino distinto de los que probablemente no dejen indiferente de los que gusten o no gusten sin términos intermedios. A mí, me ha gustado, me gustan ese tipo de vinos tan densos, largos, con toques de pasificación y que cuando los bebes parece que tienes una disputa con ellos: son sabrosos pero no son vinos facilmente bebibles. Los que hayais disfrutado de Amarones sabeis de lo que os hablo.
Es un vino que disfruté sin maridar, y reconozco que hubiera sido excelente frente a un buen guiso de carne o por ejemplo una estupenda lamprea, tiene personalidad para eso y para mucho más.
Es un vino elaborado con cabernet sauvignon, monastrell y tempranillo, con una crianza de 12 meses en barrica de roble americano. Con una graduación de 14% y perteneciente a Vino de la Tierra del Norte de Granada. Según reza la botella los viñedos están a 1100 metros de altitud en la ladera norte de Sierra Nevada y se han elaborado sólo 19000 botellas.

El vino presentó color picota de capa media con borde granate con irisaciones cobrizas.
En nariz es muy frutal, en concreto fruta negra madura, presenta cremosidad sobre todo notas de cacao. Posee tostados suaves y notas a hollejo de uva, mucha uva. Ligeramente espirituoso. Aromas a pasificación.
En boca los taninos están presentes de forma interesante, son largos y sabrosos. De nuevo intensidad de la fruta madura. Es muy largo. De nuevo ligeramente espirituoso y de nuevo la pasificación. Es muy denso y aparece otra vez la cremosidad del cacao junto con especias.

Es realmente distinto e interesante. Como decía anteriormente recuerda a los Amarones y ya queda como uno de los vinos más distintos que he probado.

14 agosto 2008

Valtosca 2006

Se trata de uno de esos vinos que adquieres por leer buenos comentarios y ver elevadas puntuaciones sobre el mismo. Así que tratándose de un monovarietal de Syrah y después de abrir hacía unos días el Arrayán Syrah 2003, me apetecía, aún a sabiendas de que era pronto para hacerlo (aunque dichos comentarios indicaban ya lo contrario) abrir este Valtosca 2006 y comparar ambos syrah.
Valtosca es un vino elaborado en la Propiedad Vitícola Casa Castillo en Jumilla. Según la bodega se trata de:
"100% syrah proveniente de nuestro viñedo Valtosca, se realiza una maceración prefermentativa en frío durante 5 días en lagares subterráneos, final de la fermentación alcohólica en barricas nuevas de roble francés de 500 litros de capacidad, donde se realiza “batonage” hasta el final de la fermentación maloláctica. Posterior crianza en barricas nuevas de roble francés, el periodo de crianza en barrica depende de la añada, siendo este periodo de un mínimo de nueve meses. Embotellado sin filtrar"
En principio no se trata de comparar ambos syrah, ya que como dicen las comparaciones son odiosas pero, entre ambos vinos hay una gran diferencia, siendo el Arrayán un syrah mucho más elegante y sedoso frente a las características más duras del Valtosca.
Probablemente con más tiempo en botella, Valtosca ganará en afino pero posee ciertos matices de dureza y calidez que perdurarán, en mi opinión, en el tiempo.
Es un vino que presenta color cereza oscuro vivo, con borde granate y con ciertas irisaciones violáceas.
En nariz es muy especiado, siendo esta la característica principal junto con matices de cierto verdor. Posee además aromas ahumados, compota de fruta negra, matices de cueros y un fondo de cacao. Resulta también algo espirituoso, mostrando los 14,5% que posee de graduación.
En boca los taninos se muestran ya integrados, es cálido, de nuevo en el final se comporta muy especiado, no es muy largo. La fruta en compota aparece de nuevo pero con un toque espirituoso y surgen notas de cierto alcohol. Los matices verdes de nariz se convierten en boca en sabores cercanos a la línea de madera de racimo.
En resumen se muestra vasto y duro. Con decantación al cabo de más de 1h mejora y pule algo los matices especiados , el alcohol y la calidez pero no lo suficiente. Está en la línea contraria a lo comentado con el Arrayán Syrah 2003 , deja de lado la sutileza y la elegancia a la hora de mostrar los matices por unas sensaciones sin pulir, demasiado duras casi se pueden mascar.
Me han sorprendido, no tan negativamente el vino como las expectativas que había depositado en él después de tantas buenas palabras y puntuaciones en guías por encima de 90 puntos, me explico: esperaba encontrarme un syrah a gran altura y no fué eso lo que percibí. Por cierto su precio ronda los 14€.

12 agosto 2008

Brunus 2006

En la misma cesta de la compra que el Vilosell apareció este Brunus 2006. Se trata de un vino de la DO Montsant, elaborado por la bodega Portal del Montsant que tiene su origen en el proyecto Clos del Mas del Portal en el Priorat, y que en el 2004 inicia su actividad también en la zona del Montsant comenzando con la elaboración del vino bajo el nombre de Santbru y a posteriori comenzaron además a elaborar también este Brunus, objeto del post de hoy.
Se trata, este Brunus 2006, de un vino elaborado con la variedades cariñena, garnacha y syrah, en proporciones de 60%, 25% y 15% respectivamente. Provienen de cepas de edades comprendidas entre los 20 y 50 años y en alturas de entre 300 y 700 metros con orientaciones este y sureste en la mayoría de los casos, según información de la bodega y que podeis ver en su pagina web: Portal del priorat, no confundir con el vino que elabora Celler Piñol en la DO Terra Alta y de nombre similar: Nuestra Señora del Portal
Es un vino que posee crianza de 8 meses en barricas de roble francés y americano.

Después de probar y beber este vino, se debe indicar que es recomendable su decantación, no ya por la necesidad en sí de oxigenación que creo que por esto último no sería necesario, pero sí por la elevada presencia de posos que sí que hace necesaría la decantación y filtración ya que si no las últimas copas de la botella se hacen inservibles. Yo no lo decanté ni lo filtré, como podeis ver en la foto y ello me llevó a tener que desechar la parte final de la botella.
Dejando este "pequeño" inconveniente, el vino presentó color cereza oscuro con borde muy vivo.
En nariz aportó fruta madura, vainilla, cierta cremosidad de la garnacha, notas de cacao, tostados, se muestra algo mineral y en conjunto es una nariz intensa.
En boca los taninos están presentes y sabrosos, es largo, de nuevo cremoso, especiado, posee cierta corpulencia y calidez, llena la boca y surgen otra vez unos ligeros tostados.
Destacaría la cremosidad en nariz y la redondez y presencia en boca.
Es un vino que por su precio (ronda los 12€) y calidad hay que tener en cuenta y resulta interesante.

10 agosto 2008

Un poco de Muscadet, de Dr Jekyll y Mr Hyde

Aprovechando el reciente viaje de Jorge a Francia , en concreto a Vendee y guiado por nuestro pequeño gurú y amigo del vino, Iñaki Baba O' Wines , y siguiendo su sugerencia le pedí a Jorge algunas botellas de Muscadet.
Los Muscadet Sevre et Maine están elaborados con la variedad Melón de Bourgogne también conocida directamente por Muscadet en la zona del Loira cerca de Nantes.
Poseo poca información sobre esta variedad: es originaria de Borgoña y fué introducida en Nantes allá por el siglo XVII. Los avatares climáticos han llevado a que hoy en día dicha variedad esté presente en los Pays Nantais y no en Borgoña.
Son vinos blancos, frescos e interesantes para estas épocas del año y que en el caso de algunos productores alcanzan una excelente calidad y no se quedan en la idea generalizada de vinos sencillos y corrientes.
Dentro de la denominación existe el apelativo "sur lie" que son aquellos vinos criados sobre sus lías y un minimo de 4 meses.
En este post comentaré un Gorgeois Muscadet Sevre et Maine 2003 y un Domaine de la Grenaudiere Muscadet Sevre et Maine sur lie 2006.
El primero de ellos, el Gorgeois 2003, se comportó de forma muy interesante en sus primeras horas y al día siguiente después de estar cerrado con vacuvim y en la nevera se comportó en el lado opuesto, como un Mr Hyde frente al Dr Jekyll que había sido el primer día:
en copa se mostró amarillo pajizo con ligeras irisaciones verdosas.
En nariz aportó notas cítricas, frescura, fruta blanca y mineralidad. Ligeros atisbos herbáceos y un ligero fondo comedido de pomelo. En conjunto una buena nariz.
En boca es fresco, ligero, surgen otra vez los cítricos con ligereza, hueso de fruta, una muy discreta sequedad final y de nuevo mineralidad. Muy largo.
Hasta ese momento un más que interesante muscadet. La sorpresa surge a las 24h donde es pura salinidad y mineralidad que se acercaban más a un pedazo de Cloruro Sódico que a un vino y de aquí directo al fregadero, no pude con tanta salinidad. Así que un extraño caso de Dr Jekyll y Mr Hyde.

Por su lado el Domaine de la Grenaudiere 2006, desde el principio era un claro caso grave de Mr Hyde:
amarillo pajizo, en nariz mineralidad, salinidad, y una nariz demasiado leve con algún atisbo que no matiz de fruta blanca y citricos. En boca no aporta ningún interés, sólo se comporta salino y más salino y cierto amargor y no existe ningún matiz disfrutable. Así que Mr Hyde se fué por el fregadero enterito. Una pena.
Me quedo con el Gorgeois del primer día, sobre todo con la fase olfativa que se mostró muy interesante, la fase gustativa se mostró un poco por debajo de la olfativa pero también estuvo a buen nivel.

08 agosto 2008

De Arrayanes y Abadías

La cosa fué sencilla: visita e improvisación.
Unos pinchitos preparados con rapidez y una elección de vino sobre la marcha. Así que me dispongo presto sobre el excel de los vinos y decido entre varios pensando en abrir una botella, que luego se convirtieron en 2, de ahí el orden al revés de lo que hubiese abierto si pensara desde el principio en 2 vinos en lugar de en uno de ellos.
Pensé que encajaría muy bien un Arrayán Syrah 2003, DO Méntrida y que pensaba que podría empezar a estar en un buen momento de consumo. En su día comenté el Premium 2002 de esta misma bodega. Este Arrayán syrah 2003 está ya perfectamente equilibrado y lejos de las astringencias que aparecen en los syrah jóvenes.
Al abrirlo con premura decidí decantarlo con uno de los últimos regalos de Carol, un decantador de Schoot Zwiesel con una peculiar endidura hacia el interior del cuello del decantador y que provoca una interesante turbulencia que mejora la oxigenación. A continuación a la champañera con un poco de hielo y mucha agua y de ahí a las copas de balón.
En los primeros minutos quiso mostrarse como un syrah menos domado de lo que realmente es pero al poco se vislumbró lo que era: un estupendo syrah, agradable, elegante y sin astringencias ni pasos densos que se cuasi se puedan masticar en la boca que a veces nos muestran más de uno y de dos syrah españoles.
En copa color cereza oscuro, en nariz fruta madura, fruta negra, intensidad y cierta cremosidad. En boca los taninos ya están integrados, equilibrados, muestra cierta carnosidad pero leve, muy bebible, de nuevo la fruta, cierto cacao, cremosidad de nuevo y todo ello muy integrado muy redondo. Realmente muy interesante este syrah de La Casa de las Cuatro Rayas.
Compraré más.

El syrah se agotó antes de lo esperado así que busqué en la vinoteca algo que pudiera encajar después de ese Arrayán, cosa dificil con otros syrah españoles, pero debido a su elegancia creí oportuno y ya no pudiendo hacer nada con el orden, abrir un Abadía Retuerta Selección Especial 2005, pensando que estaría a la altura de la añada 2004 y de la que tanto disfruté en varias ocasiones. Craso error.

Donde viene, digamos la pequeña no buena sorpresa, pues en la nariz: tenía una nariz dominada por almizcle y cueros en lugar de fruta madura, notas tostadas y matices de cacao que por ejemplo, debería poseer y que tenía la anterior añada. En boca los taninos están equilibrados, la madera está integrada, aparece fruta negra pero de forma mucho más leve que en el 04. La boca se comporta infinitamente mejor que la nariz pero ambas están muy lejos de los agradables matices que me aportó la anterior añada. Le daré otra oportunidad, ya que la nariz me dejó absolutamente descolocado y en fuera de juego. Pero la sorpresa negativa no me la quita nadie.

04 agosto 2008

Clos Martinet 2003

después de la sorpresa del verano de la mano del Zarate Palomar comentado hace unos días llegó la decepción del verano de la mano de este Clos Martinet 2003. Así que después del anterior post sobre la sorpresa del verano creo que es buen momento para comentar la que de momento es la decepción del verano.
¿como resumo las dos páginas que escribí en mi bloc de notas la semana pasada sobre esta botella de Clos Martinet 2003.?.La presentación de este vino del Priorat, creo que sobra por ser uno de los vinos más conocidos de este país.


Comenzaré por comentar lo que me traía de cabeza desde hace muchos meses: llevaba tiempo pensando que ya había llegado la hora de este Martinet, pero debía encontrar una razón al menos fuera de la normalidad diaria para abrir este vino que reposaba desde casi que vio la luz en el mercado en mi vinoteca. Insisto, y sin querer generalizar, pero mis últimas experiencias con Priorats me llevan a dudar de la larga evolución de estos vinos. Logicamente existen excepciones y más que de las que yo conozca, ahora mismo me acuerdo hace algo más de un año de un Miserere 2001 muy interesante.
Lo dicho, encontré el motivo para abrir la botella y así lo hice. Recordemos que es un vino elaborado con garnacha, syrah, cabernet y cariñena. Las notas de la libreta las escribo aquí tal y como las anoté, es decir en orden cronológico:
en copa presentó color rojo picota de capa media con bordes suavizados y lágrima media.
En nariz se mostró mineral, con clara presencia de la madera, algo espirituoso, con ligera fruta roja escarchada. Al comenzar a abrirse surgen balsámicos y alguna nota de pimiento.
En boca se posiciona potente, largo, pero de nuevo la presencia de la madera resalta por encima de las demás. Otra vez aparece la mineralidad, de nuevo es algo espirituoso y presenta cierta calidez. Los taninos son suaves y equilibrados. Con la oxigenación mejora y la poca fruta que aparece se torna más madura.
En nariz predomina la presencia de madera y de sus tostados. Al abrirse se reducen los aromas de madera y surgen ligeros torrefactos así como en boca reduce su potencia y en nariz se intuye cremosidad. Al cabo de más de una hora comienza a reducirse la madera y aparece algo más de fruta pero siempre de forma secundaria y después de buscarla persistentemente. Dicha reducción de madera con el tiempo se agradece, y mucho, pero aún así y después del paso de las horas y de la aireación sigue sin convencer y afianza más las primeras sensaciones de decepción. ¿Dónde estás Clos Martinet?.
Esto no es lo que me esperaba de este vino ni de esta añada.
Una decepción, guardar una botella con mimo de este vino, su precio y encontrarme con esto, para cualquier vino segundón podría ser lo esperado pero no para Martinet. ¿Le daré otra oportunidad? pues supongo que sí pero dudo que vuelva a adquirir una botella, necesito cruzarmelo en alguna cata y que consiga cambiar mi opinión actual.

02 agosto 2008

Que suerte tengo... y coincide con la 300

Pues eso, hoy es el día de mi cumpleaños y que casualidad coincide con la entrada 300 de este blog pero, la definición mejor de este día tan especial es que tengo mucha suerte. La verdad, que en cuanto llegan fechas especiales o celebraciones, Carol siempre te sorprende con grandes regalos y encima muchos tienen que ver con el vino, ¡que suerte tengo!.
Los que seguís este blog sabeis que muchas de mis "joyitas" de la bodega han sido regalos de Carol, yo la defino como la persona que conozco que más sabe de vinos sin gustarle el vino, bueno si restamos el riesling y el moscatel.
Pues entre otras cosas me ha regalado un botella de Moscatel Toneles, sí, habeis leido bien un Toneles, esta mujer es una santa, y entre otras cosas por miedo a comprarla durante estos días de calor y con dudas de la añada, Carol me ha regalado un "ticket" para ir dentro de unos días y "cambiarlo" por un Vega Sicilia Unico o Reserva Especial, a elegir tipo y/o añada.
Lo dicho esto es suerte y lo demás son tonterías.
Gracia Santa Carol.