07 enero 2009

Vinos para la crisis

La gran protagonista de estos días, semanas y ya meses, llega al ámbito del vino: la crisis.
Sin datos fiables en los que poder cimentar los siguientes comentarios, me queda simplemente imaginarme que como producto de no primera necesidad y en muchos casos incluso catalogable de lujo, se estarán resintiendo sus ventas. Por ello, un poco de imaginación, de ayuda y de búsqueda más incipiente si cabe, de buenos vinos a mejores precios. Con ello, no digo que haya que buscar vinos que simplemente por ser baratos, asequibles y de una cierta calidad nos vayamos a conformar, pues no. La búsqueda se debe centrar en vinos de calidad a precios absolutamente increíbles, y si no es así es preferible comprar una botella de un estupendo vino que cuatro de un vino que no cumpla con esos requisitos.
Y como siempre, haberlos hailos, como las meigas de mi tierra.
Todo parte del pasado mes de diciembre, en el que tengo la oportunidad de repetir una compra en la enoteca Barolo de Madrid. A diferencia de diciembre del 2007, en esta ocasión no pude estar personalmente pero a través de mi hermano, el móvil y de nuevo la estupenda atención de Ángel, me vuelvo a encontrar con una situación calcada a la ocasión en la que estuve por allí, es decir, una cesta de la compra con grandes sorpresas y con una factura comedida y con la clara intención de sorprender.
Doce botellas, han llegado a mi casa, 6 italianas y 6 francesas, sólo dos condiciones: 1 botella de Marina Cvetic (que lo conocí gracias a Barolo en la visita del 07, Marina Cvetic en Roco&Wines) y 1 botella de Nino Negri Le Tense Sassella (Nino Negri Le Tense Sassella en Roco&Wines me sigo acordando del riserva del 99, magnífico, N. Negri Riserva 99 en Roco&Wines). El resto las que me aconsejen, me pongo la venda en los ojos y además lo hago muy a gusto.
Hasta la fecha he decidido abrir dos botellas, una italiana una francesa, un Chianti Colli Senesi y un Cotes du Rhone. Ambos vinos, adelanto, son interesantes, disfrutables y de una buena calidad, en fin, buenos vinos, y hasta aquí puedo leer.


Comenzaré por el italiano, por el Geografico 2006, DOCG Chianti Colli Senesi, embotellado por Agricoltori del Geografico Gaiole en Chianti, Chianti Geografico, y elaborado a partir de sangiovese y canaiolo nero. Es un proyecto que nace allá por 1961 de la mano de 17 agricultores, os recomiendo, un paseo por su web, logicamente después de terminar de leer todo este post, faltaría más.
En copa ofrece color cereza ligeramente oscuro y con borde vivo, granate.
En nariz muestra frescura y fruta roja con intensidad, en concreto cereza y regaliz. Posee un toque goloso y un ligero especiado. En conjunto la nariz es fresca y elegante.
En boca los taninos están pulidos y resultan sabrosos, de nuevo surge la fruta roja y la frescura. Es sabroso, elegante y largo, aparecen ligeros especiados leves. Es un vino muy fácil de beber y muy interesante.
Cuando ves la factura y ves los algo más de 6 € que ha costado, no terminas de creerlo y más si lo comparo con los últimos Chiantis bebidos y que alguno su precio lo multiplica varias veces. En fin, no será el mejor Chianti del mundo, pero es un estupendo Chianti que ofrece lo que te esperas de un vino de esta zona y está sobradamente por encima de lo que cuesta. Absolutamente recomendable.

El segundo vino se trata de un Appellation Côtes du Rhône Contrôlée, en concreto de E. Guigal 2005, Chateau D’Ampuis. Es un vino elaborado con 55% syrah, 35% garnacha, 8% mourvedre o monastrell y 2% otras, con una crianza de 18 meses en barricas de roble. La bodega nace en 1946 de la mano de Etienne Guigal. Podeis leer más en Guigal
En copa se presenta cereza vivo, intenso ligeramente oscuro.
En nariz posee cierta frescura y mucha fruta roja, de nuevo cereza y regaliz. Aromas especiados, notas golosas y resulta muy auvado. El circulo lo cierran ciertos tostados y ahumados bien integrados.
En boca los taninos están muy pulidos. Otra vez nos sorprende la frescura y la fruta roja. Llena la boca, resulta sabroso, elegante y fácil de beber. El final es largo.
Otro buen vino que pasa por mis copas y que después de ver la factura, de nuevo no me lo creo, poco más de 7 €.
Estamos ante dos buenísimos ejemplos de vinos de precio más que comedido, más no se puede, y que su calidad está muy por encima del coste monetario, esto es RCP (relación calidad precio) y lo demás, para hacer coros con las anteriores meigas, son gaitas.
Ambos, para mí, son absolutamente recomendables, son dos buenos ejemplos de sus respectivas zonas y que sin exageraciones ni complicaciones te hacen disfrutar de un par de copas ( o más ) de vino, que a estas alturas de la película no es fácil.

Así que, con vinos así la crisis lo tiene dificil.

6 comentarios:

Mariano dijo...

Tomo muy buena nota. Además, aunque también soy gallego (pontevedrés), trabajo cerca de Barolo y tenía pensado volver a pasarme un día de estos.

Por lo demás coincido con lo que dices al principio sobre precio, pero no precio a toda costa, lo que, precisamente, coincide en parte con la temática de mi blog (www.mileurismogourmet.com).

Saludos y gracias por tus recomendaciones.

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Mariano, ya sabía que te iba a gustar este articulo, ya he navegado un poco por tu blog y este post va en tu linea.
La calidad en algunos casos no está reñida con el precio, y estos son dos buenos ejemplos y más de dos zonas que por cualquier vino te cobran una cantidad más que respetable.
Saludos
Carlos

La Guarda de Navarra dijo...

Gracias, Carlos, por las recomendaciones. Muchas de estas nos van a hacer falta en los próximos años.
Saludos.

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Guarda, con vinos así la recomendación es fácil.
Saludos
Carlos

Tony dijo...

Tomo buena nota de todos ellos ...

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Tony, que cambio de avatar...
Si los encuentras pruebalos.
Saludos
Carlos