19 marzo 2009

De ferias, promociones y jarabes

Está ya al orden del día que grandes almacenes o superficies organicen de forma programada y habitual, digamos promociones sobre ciertos paises o conjunto de ellos, o continentes o cualquier otra fórmula que se os ocurra donde dicen traer lo mejor de su gastronomía. Nada más lejos de la realidad.
Hace unos días compré algunos vinos en una de estas promociones sobre paises europeos que no hizo más que reafirmarme en la vanalidad con la que se organizan y sobre todo en el desengaño y flaco favor que puede llevarse el consumidor final sobre todo el desconocedor del potencial vinícola de dichos paises. Mucho consumidor de estas ferias cree a pies juntillas que si lo dice tal gran almacén o superficie debe ser cierto y ello lleva a crasos errores o impresiones haciendo a esa zona vinícola un flaco favor.

Además el portfolio en estas promociones es escasísimo y de muy baja calidad, en cuanto a los vinos se trata (de momento del resto no opino) pongo un ejemplo: a Francia la pueden representar una serie de Burdeos y Borgoñas de cuarta división y algún vin de pays, algún sauternes.... y ya está, un claro catálogo del panorama vinícola francés, muy definitorio y así podriamos seguir con Italia, con Alemania,etc, etc.

Flaco favor hacemos si intentamos promocionar el vino entre el consumidor generalista no introducido en el mismo, las impresiones que tendrá serán de unas conclusiones claramente antagónicas de la realidad vinícola. Se quedarán en algunos casos más cercanas a jarabes de cereza que a vino.

Sirvan 3 ejemplos donde sólo uno se podría librar de la hoguera:

J.P. Chenet Cabernet-Syrah 2007, vin de pays d'Oc concretamente en el Languedoc-Roussillon, la nariz no es muy limpia y se queda en un conjunto de cerezas caramelizadas junto con palo de regaliz, la boca es muy sencilla y de nuevo muy caramelizada. Más propio de un jarabe que de un vino.

Tiberio 2006, Sangiovese colli della Toscana Centrale, un vino que se queda tanto en nariz como en boca en sencillez, ligera fruta roja y plano, sin matices que aportar. Sí claro, muy fácil de beber pero para no aportar nada.

Festigia Merlot 2007, Vrhunsko vino, viñedos occidentales de Istria, Croacia. En copa se muestra cereza de capa media intenso y vivo. En nariz fruta roja, en concreto mora, cerezas, grosellas y mermelada de fresa. Cacao, tostados cremosos, nariz fresca, golosa y caramelizada, con claras notas de vainilla. En boca los taninos están pulidos, de nuevo es goloso, largo, fruta roja, especiados, vainilla y resulta fácil de beber. Final ligeramente amargo. El conjunto se trata de un merlot distinto, simpático y muy por encima de los otros dos vinos.

Creo que queda claro lo que quería transmitir y sólo me queda esperar que tenga alguna sorpresa con algún otro vino de dicha cesta de la compra que queda por mi bodega, esto me pasa por ser tan curioso por probar y probar vinos.

7 comentarios:

José Luis Giménez dijo...

Entre la basura enológica que suele aparecer en los estantes se tropieza uno con alguna joya.
Recuerdo un Dolcetto D'Alba de algo así como una cooperativa llamada Le Terre, por menos de 3 EUR que estaba para bebertelo a pares. Igualmente algún Moscatel de Setubal por 4 EUR para comprarlo a cajas.
No obstante en los últimos 3-4 años estas ferias han ido cayendo en picado en la calidad de mandera dramática.

Saludos,

Jose

Carlos Rodriguez dijo...

Hola José Luis, no dudo que alguna cosa interesante se puede encontrar entre tanta promoción, por ejemplo el vino croata que comento no estaba mal, pero el trasfondo de las lineas de hoy es el flaco favor que hacen al mundo vinícola si se enfocan de esta forma en lugar de promocionar vinos de calidad y representativos de verdad, de cada pais o zona.
Saludos

Mariano dijo...

Hola Carlos,

Creo que sé a qué feria te refieres porque yo también me he dejado caer. De hecho en la ultima entrada hablo de un blanco que compré allí.

Como dice José Luis, a veces, encuentras cosas. Recuerdo una feria argentina el año pasado donde había vinos muy interesantes (recuerdo algún malbec y un torrontés fantástico).

Saludos,

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Mariano, voy ahora mismo a leer tu entrada. Si, pero ¿dentro de esas cosas interesantes que puedes encontrar, podrias llamarlas representativas de la zona o simplemente representativas del distribuidor?
Saludos

José Luis Giménez dijo...

Me pasé por la última feria y se parecía a un muestrario de 'Saldos Arias'. No compré ná.

Saludos,

Jose

Mariano dijo...

A ver. Tienes toda la razón en cuanto a lo del distribuidor ;)

De todas formas me inclino a ser un poco más buenista y pensar que la "feria" no va dirigida al público vinícola, sino al general, que es menos exigente y no está dispuesto a gastarse más de 8-9 euros en un vino, y por ese precio, sobre todo en Francia o Italia ya sabemos lo que hay (salvando excepciones).

Como nota curiosa de la citada feria realizada por los famosos grandes almacenes (tienda Madrid-Castellana), te diré que los Riesling Alemanes (había unas 10 marcas distintas) volaron TODOS el primer día.

Saludos

(Por cierto que con el ejemplo de la entrada me refería al Cotes du Luberon de la anterior, ya que acabo de publicar otra. No se si me explico, estoy un poco espeso hoy).

Carlos Rodriguez dijo...

Mariano me imagino que logicamente piensan en un publico muy generalista pero visto lo visto creo que ni así está a la altura, hay muchos ejemplos de vinos de buen precio en muchos rincones de Europa que podrian formar una buena feria pero esto ya sería pedir demasiado.
Por ejemplo, lo que nombras del riesling es reflejo de que existe interes y sólo ofreciendo riesling de cierta calidad a buen precio se conseguirá crear una potencial clientela y no una clientela de un solo día que ha picado el anzuelo.
Saludos
Carlos