07 marzo 2009

Una decepción y una gratisima sorpresa

Revisando mis notas tenía la duda de escribir sobre un interesante vino francés de gran RCP o por otro lado de los desilusionantes vinos que puedes encontrar en las promociones sobre paises europeos de la más conocida superficie comercial de nuestro país. Tanto del primero como de los segundos escribiré en los próximos días, pero hoy me centraré en dos vinos que han producido efectos antagónicos y sorpresas mayúsculas en mis sentidos.
De uno de ellos esperaba mucho, ya que tenía buenas referencias de él y en principio parecía un buen referente de los nuevos proyectos de la Ribera del Duero. El segundo es un vino que proviene digamos de una de esas zonas más desconocidas o al menos no tan famosas, concretamente se trata de un vino de la Tierra de Valdejalón, en Aragón (os dejo un link con datos sobre dicha zona: Valdejalon) y que por un lado ser monovarietal de garnacha muy vieja para mí le sumaba muchos puntos y por otro su precio y mi desconocimiento de dicha zona le restaban puntos, al final fue todo un sumatorio.
El primer vino, se trata de Neo 2006, elaborado con 100% tempranillo y con 15 meses de crianza en barricas de roble francés mayoritariamente y americano en menor medida. Los viñedos poseen una edad media de 50-60 años y el rendimiento es de 2000 Kg/Ha.


En copa presentó color picota de capa media alta con borde granate atejado.
En nariz mostró fruta negra, ciruelas, moras, balsámicos, mentolados, notas golosas proporcionadas por matices de caramelo, galleta y una muy leve vainilla. Tostados, hierbabuena, pimiento, pero se muestra muy cerrado.
En boca los taninos están muy presentes, marcados, posee claras notas alcohólicas, especiado, final picante, de nuevo cierta golosidad pero muy comedida. Necesita mucha botella, ya que se muestra joven, calido, alcoholico y en conjunto falto de integración e incluso desequilibrado.
No dudo que le falta botella y que ha sido un infanticidio abrir ya esta añada, pero a fecha de hoy está muy lejos de lo que deberá o debería ser, yo por mi parte no he podido disfrutar con este vino. Su precio ronda los 30€.
La grata sorpresa se trata de Mancuso 2004, poca información he podido obtener de este vino. En Vinos de España encontré algún dato que se resume de la siguiente manera:
Detrás del vino está Jesús Navascués y Carlos San Pedro. Las fincas fueron adquiridas en Jarque de Moncayo (Zaragoza) y suponen una valiente decisión de intentar recuperar el cultivo de la tradicional garnacha. El fruto ha sido el joven y sensacional Mancuso, cuya segunda añada acaba de ver la luz, de aroma y boca de gran potencia, cálido y carnoso. Elaborado con garnachas muy viejas cuya edad oscila entre los 70 y los 80 años, las cepas se extienden en nueve hectáreas ubicadas en las laderas del macizo montañoso del Moncayo. Una apuesta por la cepa tradicional por antonomasia en Aragón que obedece a un fuerte compromiso por lo más auténtico de la identidad vinícola de la región.
El vino en copa se presenta con color picota de capa media alta con borde cardenalicio, muy vivo e intenso. La lágrima es media y lenta.
La nariz es golosa, chocolate negro, ciruelas, cremosidad, intensidad, buenos tostados, profundidad, regaliz, ligeros ahumados, auvado. Una muy buena nariz.
En boca los taninos están equilibrados, es un vino muy largo, sabroso, cremoso, llena la boca, el final es ligeramente especiado. El alcohol (14,5%) está integradisimo. Fruta madura y equilibrio por doquier.
Su precio supera los 30€, pero he disfrutado y me ha aportado las multiples sensaciones de lo que puede transmitir una garnacha vieja bien trabajada. Repetiré sin duda.

6 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

Del neo he oído muchas cosas no demasiado buenas (logicamente de distintas añadas) lo que me ha hecho muchas veces echarme pa tras a la hora de comprarlo. Comprar una botella y tener que esperar 2 años o así para poder beberla, es una auténtica "putada", si se me permite la expresión, y mas, teniendo en cuenta que uno no tiene dnd guardarlas en buenas condiciones.

Carlos Rodriguez dijo...

Yo habia oido buenas cosas, pero después de lo que he probado creo que aun dandole guarda ... no sé, estaba desequilibrado. A mi por guardar no es problema, no me importa si el producto me da confianza de ello, es decir, puedes abrir la botella demasiado pronto pero intuyes muchas cosas en este caso no. Siento ser tan critico pero debemos serlo. Ahora, si me permites recomendarte, toma los 30€ y compra una de Mancuso.
Saludos
Carlos

Oscar Gallifa dijo...

Te creo fielmente amigo Carlos.

Ese Neo está necesitado de estancia en vidrio...hace ya un tiempo se cruzó en mi camino (en el blog está el registro) el tope de gama de la casa: Neo punta Esencia. Sinceramente, está a años luz de su hermano pequeño, complejo y bien estructurado, con su dosis (lógica) de madera pero con un resultado bien equilibrado y (casi) marcando su zona de nacimiento.


Saludos

OG

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Oscar, necesitado de botella está no lo dudes pero mis impresiones me dicen que incluso con botella,... me entran muchas dudas.
El Esencia no he tenido la oportunidad de probarlo.
Saludos
Carlos

Uxio dijo...

....bueno, siempre queda la opción de SENTIDO. se sí que es el hermano pequeño y a 15€ en Restaurante. Y del Punta Esencia, solo puedo hablar maravillas. Lástima aún no probé este 06, pero me está entrando curiosidad, ya que para mí, es una de las bodegas más interesantes de Ribera.

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Uxio, que conste que este el primer Neo que cae por mis manos y las referencias que tenia eran buenas sobre la bodega pero tal como indiqué la decepción fué grande. Si te cruzas con este 06 pruebalo y nos comentas tus impresiones, yo la verdad no pude con este vino. Por el contrario el Mancuso, a mí que me encanta la garnacha, es un muy buen vino.
Saludos
Carlos