13 diciembre 2009

Picaro de Matsu 2008

Matsu, Matsu Pícaro, Matsu Recio,... en fin una serie de vinos bajo un mismo nombre bien identificables por un, por lo menos en mi opinión, un gran trabajo de merketing. Los distintos etiquetajes son realmente buenos, de gran calidad y claramente identificables además de muy distintos a lo habitual.
En su dia hablaba, allá por el mes de Abril, en este blog de Matsu 2006 y de sus cualidades y de lo gratamente que me sorprendió. Aún guardo una botella, dándole más tiempo a la espera de sacarle, si se puede, más sensaciones. Un gran vino.
Así que tenía ganas de ver que podía deparar tanto Pícaro como Recio. De momento he abierto este Matsu Pícaro 2008, que como vino joven que es tampoco pide tiempo como probablemente necesite Matsu Recio, aunque en breve lo averiguaremos. De entrada estamos ante un vino en el extremo opuesto de aquel Matsu 2006. Se trata de un vino joven, claramente joven. Como tal es un vino de calidad y que debe ser tratado como tal, tampoco esperemos los matices de Matsu 06 ni mucho menos. Es un vino para tomar sin complicaciones y siempre que se busquen esos matices claros de juventud. Antes de que se me olvide estamos ante un vino de aproximadamente 5-6 €.
Se elabora con 100% tinta de Toro (Tempranillo) de viñedos de 80 a 100 años. La fermentación tiene lugar en depósitos de hormigón de 15000 kg de capacidad. La maloláctica también tiene lugar en depósitos de hormigón. La crianza es de 3 meses y la producción es de 22000 botellas

Se presenta de color cereza vivo, intenso con claros matices de juventud.
En nariz es fresco, destaca la fruta roja, la juventud, cueros, caramelo, notas vegetales y especiadas.
En boca el tanino está presente pero ya bastante pulido, destaca de nuevo la juventud, con final especiado, con notas verdes, fruta roja.
Resulta bebible y disfrutable si, insisto buscamos un vino de estas características y lejos de cualquier complicación.

7 comentarios:

Smiorgan dijo...

Vaya, os ha dado a varios por el Pícaro este. A ver si me cruzo con él en alguna tienda y vuelvo a casa con una boellita.
Saludos.

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Smiorgan, pues sí, leí también un post en el blog de SB.
Si te animas por coger una botella de este Picaro, ten en cuenta que se trata de lo que comento, vino joven, que me imagino que no pretende ser más, ni lo es.

Saludos

Smiorgan dijo...

Bueno, eso no es necesariamente sinónimo de ser malo, no?
Hoy mismo hemos abierto un Viña Alarba Garnacha Viñas Viejas, 2 meses de roble francés, que después de un pequeño susto inicial de olor a acético, estaba muy bueno.
Me gustan los vinos jóvenes, Carlos, no todos, pero si hay muchos que están muy buenos, como dices tu, sbaiendo lo que te vas a encontrar.
Saludos.

Jose luis Louzan dijo...

Coincido plenamente con tus notas, Xcarlos. Me parecio un vino sensato en su tramo de precio, pero sin sorpresas a mayores...
De hecho, el llevar Matsu como apellido, para quien alla probado aquel 2006, puede resulta mas negativo que postivo, pienso, por las expectativas que puede despertar...

Vino para chatear sin complejos... y nada mas (y nada menos, diria yo)

SIBARITASTUR dijo...

Estoy de acuerdo con Jose Luis en su primera parte, la segunda no porque no he tenido la oportunidad de probarlo.
Quizá con un poco mas de acidez ganaría muchísimo

Jose luis Louzan dijo...

¿De probar cual, Jorge, el Matsu de 2006?

Carlos Rodriguez dijo...

Hola JL, creo que lo has definido muy bien, a mí me paso algo parecido. Me refiero a que siendo de Matsu y después de probar el 06 me esperaba mucho más pero claro hay que darse cuenta de que son dos vinos en el lado opuesto.
Cada uno en su sitio, y este Picaro para ser un vino de 5€ y beber sin más es muy correcto pero nada que ver con Matsu.
Saludos