27 agosto 2009

200 Monges Gran Reserva 1996 y Pintia 2004

Resulta curioso que mezcle estos dos vinos en el mismo post. Uno, el 200 Monges Gran Reserva 1996 pertenece a la línea clásica y otro el Pintia 2004 nos muestra todo el potencial que resurge en Toro.

Hacía ya tiempo que el 200 Monges Gran Reserva 1996 se encontraba en mis vinotecas pero, no me acuerdo cuanto exactamente pero varios años. Tampoco es que se trate de una botella muy especial, pero nunca encontré una buena compañía para abrirlo en casa hasta este verano y eso se ha notado, creo que tiempos mejores ha visto ya este vino.
Reconozco que lo abrí con prisas y nos pidió tiempo a gritos y la última copa demostró más que la primera pero aún así prevaleció la madera. Es un vino que fué elaborado con un 85% de tempranillo, un 10% de graciano y un 5% de mazuelo procedentes de viñedos de más de 25 años. Fermentó 11 dias entre 24 y 28 ºC y permaneció con los hollejos 25 dias más. Clarificado con clara de huevo y criado durante 24 meses en barricas nuevas de roble francés y americano a los que hay que añadir 36 meses más en botellero.

En copa resultó color cereza suave con ribete cobrizo, con cierta viveza y con lágrima media-baja.
En nariz presiden los tostados, las cerezas cercanas a guindas, mentolados, de fondo un ligero cacao y como comenté, pide tiempo.
En boca los taninos están bien pulidos, es largo, de nuevo presiden los tostados, el clasicismo, las cerezas guindas, resulta sabroso y con un matiz elegante, pero longevo y falto de más expresividad.

Por su lado, Pintia 2004, sigue en la magnífica línea que demostró en añadas anteriores como por ejemplo: Pintia 2003 en Roco&Wines.

La copa la llena de picota de capa alta con ribete granate, oscuro y resulta con profundidad.
En nariz nos ofrece ciruelas, moras, regaliz negra, cacao, tostados cremosos, intensidad, profundidad más frescura, notas de vainilla y crema pastelera, incluso un ligero especiado de fondo. Nariz compleja.
En boca los taninos están presentes pero ya pulidos, es largo, sabroso, llena la boca, de nuevo ofrece frutas maduras, las mismas moras y ciruelas que en la nariz, también surge otra vez la vainilla, la cremosidad. Tanto sus 15% y la madera están integrados. Resulta un equilibrio entre presencia y elegancia. Un estupendo vino.

Dos vinos cercanos en espacio y tiempo pero lejanos en concepto.

20 agosto 2009

Dos estupendos Rias Baixas

que no albariños. Un problema de marketing que tiene su origen en la propia DO y hace ya tiempo, creo recordar que es un tema que comentamos en su día en el blog de Iñaki a raíz de un articulo suyo sobre la variedad albariño en Australia y que con el paso del tiempo creo que resultó no ser albariño de verdad sino más bien savagnin en francés o traminer en alemán, como queramos.

Vayamos al asunto, hoy toca comentar el Sin Palabras 2007 y el Pedralonga 2007, este último tengo que agradecer a ML Asociados que me hicieran llegar esta botella.

Comencemos con el Sin Palabras 2007, diré que no me ha dejado como su nombre indica pero, sí debo reconocer que es un estupendo albariño y me ha gustado, y que es un vino que está a gran altura y por tanto repetiré. Está elaborado por Adegas Castro Brey en Vila de Cruces.

En copa se presenta con color amarillo cítrico con notas verdosas, con intensidad y untuosidad.
En nariz es herbáceo, con notas de hueso de fruta, con fruta blanca comedida, posee notas cítricas, notas de manzana, plátano y piña. Resulta cremoso, floral y elegante.
En copa se muestra elegante, con cierta untuosidad, largo, cítrico, sabroso, de nuevo la fruta comedida presente en nariz y bien conjuntada. Presenta incluso cierta salinidad. Resulta tanto en boca como en nariz equilibrado y conjuntado, a la vez es muy bebible y disfrutable.

El otro vino de hoy, Pedralonga 2007, camina en otra dirección que el Sin Palabras, avanza hacia podriamos definirlo como la tradición. Es lo más destacable de este vino, me ha gustado esas sensaciones que hacía ya mucho tiempo que no me encontraba, me refiero a las mismas que hace ya años encontraba en ciertos vinos "de casa" y que sabiendo donde encontrarlos disfrutaba con mi padre y sus amigos, esas notas que insisto, no había vuelto a encontrarme debido en gran manera a que aquellos vinos caseros de gran calidad, han desaparecido del panorama vinícola o por lo menos jamás me los he vuelto a cruzar, es más todo lo que ahora se esconde detrás de ese término es todo lo contrario.

Es un vino elaborado por Francisco Alfonso en Godos, Caldas de Reis.

Este Pedralonga 2007, se presentó en copa con color amarillo dorado con claros matices verdosos, es un vino graso a la vista.
En nariz (dificil de definir) se muestra intenso, cuasi balsámico, con notas de piel de manzana y pera, es herbáceo, incluso aromas de peladillo verde, y el conjunto está envuelto en una mezcla de diría yo citricos mas pomelo y salinidad. Resulta muy personal.
En boca resulta untuoso, largo, persistente, sabroso, graso, de nuevo la ligera manzana y esa mezcla dificil de definir de citricos, pomelo y salinidad, notas auvadas, notas de antaño (de tradición) de no artificialidad, resulta personal y distinto, con acidez para evolucionar positivamente.
Otro Rias Baixas a tener muy en cuenta, distinto, que hace retrotraernos a tiempo atrás cosa que yo particularmente agradecí y mucho.

Adelanto de...dos estupendos Rias Baixas

ya veis las horas en que la niña me deja escribir y que la frecuencia de los posts ya no es la que era, pero acabo de terminar una interesantisima botella de Pedralonga y hace unos dias una de Sin Palabras, ambos del 2007 y aunque cada uno en una línea distinta, ambos me han seducido. Mañana, bueno mas bien, hoy por la mañana intentaré hacer un hueco y escribir las sensaciones que me han dejado.
Buenas noches para quienes podais dormir de un tirón.

15 agosto 2009

Frontaura 2005

A veces, la mania de comprar sin repetir mucho te puede deparar sorpresas. En uno de mis "paseos" por el supermercado del ECI, encontré un Toro que a priori parecía interesante: Frontaura Crianza 2005.
Es un vino como digo, de la DO Toro y está elaborado para Bodega del Palacio de los Frontaura y Victoria. Proviene de viñas viejas de Morales de Toro en suelo arcilloso con un rendimiento de 3000 Kg por Ha. Permanece 6 dias de fermentación en inox, macera durante 28 dias en inox y realiza la maloláctica en el mismo material. Su crianza es de 15 meses en barricas nuevas de roble francés.

Como digo, me sorprendió gratamente, su precio ronda los 15 € y es un estupendo ejemplo de esta denominación.

En copa se presenta con color cereza oscuro de capa media alta con ribete granate.
En nariz es intenso, cremoso, con tostados cremosos, con fruta madura, con moras y chocolate.
En boca los taninos están pulidos, es denso, largo, de nuevo la fruta madura, cierto especiado, tostados, el alcohol (14%) así como la madera están bien integrados. Resulta sabroso e interesante.
Un buen vino que seguro que repetiré, un buen ejemplo de Toro que podemos añadir a la lista de novedades de la DO junto con el ya citado Matsu

09 agosto 2009

Miscelanea

Se me acumula el trabajo, estoy de vacaciones y pruebo y abro muchos vinos, pero ahora con Elena no tengo tiempo de escribir todo lo que quisiera, así que hoy haremos una miscélanea en lugar de los habituales post individuales que tanto me gustan.
Tendremos un Chateau du Cedre, un Domaine de Cristia, un Bole y un Masia Pere Rius. Un Cahors, un Chateauneuf du Pape, un Somontano y un Cava, que viéndolo friamente es una buena miscelánea y terminaré citando uno de la tierra, un Zárate Balado 2006 en formato magnum.
El Chateau du Cedre "Le Prestige" 2005 Appellation Cahors Controlee, resultó uno de esos vinos correctos que no enamoran y que se mueve en 14€. Cahors, es una etapa importante del camino francés de Santiago y pertenece al departamento de Lot, región de Mediodía Pirineos, podriamos decir que cuasi equidistante entre el Atlántico representado por el Cantábrico y el Mar Mediterráneo. Elaborado mayoritariamente con Malbec.
En copa presentó picota de capa muy alta con ribete cardenalicio muy intenso acompañado de notas violáceas.
En nariz ofrece fruta madura como ciruelas, tostados, notas especiadas, ligero cacao y violetas.
En copa taninos pulidos, es largo, final especiado, de nuevo compota de fruta madura, tiene presente madera y notas de caramelo. Demasiada presencia de posos y absoluta corrección, sin más.
Sigamos con el Domaine de Cristia 2005, elaborado mayoritariamente con garnacha complementada con syrah y monastrell que yo sepa.

En copa presenta tonos cereza de intensidad media con ribete granate suave y anaranjado.
En nariz muestra notas pasificadas, ligeros aromas de vainilla, guinda, mentolados, tostados, con el tiempo aparece chocolate blanco y disminuye esa presencia de guinda asociada al alcohol.
En boca taninos presentes, final ligeramente cálido, de nuevo la cereza guinda, tostados, fondo de vainilla, necesita tiempo y con él se muestran notas melosas y de nuevo el chocolate blanco, disminuye la calidez y muestra más fruta como moras y cerezas. Otro que no encandila y que la garnacha a pesar de ser cercana al 80% no sé donde está, se muestra tímida por decirlo de alguna manera.

Seguimos, pero regresamos a España después del infructuoso paseo por el país vecino y hablamos del Bole 2007, de Bodegas Borsao y que adquirí creo recordar por aproximadamente 7€, pensando en encontrarme otro interesante producto de esta bodega de vinos de gran RCP, pues no. Siempre he hablado bien de sus vinos, pues hoy toca lo contrario. Este Bole me da la sensación de ser un producto pensado para el mercado exterior y que no sigue la línea en mi parecer de lo que nos tenía acostumbrados Borsao.
En copa se presenta con picota de capa media, con viveza y con ribete granate intenso.
En nariz se muestra excesivamente especiado, fresco, mentolados, tostados, con notas de cerezas y mucha pimienta blanca.
En boca taninos pulidos, de nuevo especiados, mentolados, cierta persistencia, tostados, fruta comedida y poco más, se trata de un vino joven, sin complicaciones ni aportaciones, es decir como en el último post ni fu ni fa.

Elaborado con garnacha y syrah, y otro más donde sigo buscando la garnacha y no la encuentro, ¿se habrá caido debajo de la alfombra del salón?
Avanzamos hacia Cataluña y comento el Masia Pere Rius Gran Reserva, se trata de un cava que ha llegado a mis manos entre otros gracias a ML Asociados.

En copa se muestra dorado intenso, con burbuja fina, escasa pero persistente.
En nariz ofrece manzana, mucha manzana, es auvado, con notas de piña, pera y piel de manzana junto con un toque herbáceo, pero predomina si duda la manzana.
En copa la burbuja está integrada, no molesta, de nuevo la manzana, es denso, cremoso, le falta quizás un toque de más elegancia, pero podemos decir que se instala en una capa media del panorama de los cavas por encima de muchos más comerciales.


Termino citando el magnum de Zarate Balado 2006 que hemos disfrutado hoy y del cuál solo de elaboraron 50 y que, el que busque potencia frutal o intensidad a raudales no la encontrará pero sí el que busque elegancia, suavidad, disfrute, notas salinas, fruta comedida y que se hizo querer, fácil de beber y que demuestra que los años sientan bien a los buenos albariños y que después de un largo tiempo en la vinoteca se ha comportado a un gran nivel.
Hace un año, ya hablaba de este vino y en el mismo formato: Zarate Balado en Agosto 08

05 agosto 2009

Ni fu ni fa... menos para el bolsillo

Ni fu ni fa para los sentidos: ni para la vista, ni para el olfato, ni para el gusto y menos mal que se queda en eso y no implica, gracias a Dios, ninguna agresión para ninguno de mis sentidos. Eso es lo que muchos de los vinos que se cruzan en mi camino y que además tienen un precio medio de aproximadamente 16 - 25 €, me dejan en mi pensamiento.
En cada tipo de vino, rango de precios, elaboración, zona, etc buscas a cada cuál en su nivel las bonanzas que crees que a priori puede aportarte la susodicha botella y luego, te quedas asombrado, negativamente hablando, de como aprovechándose de ciertos factores como la zona, la bodega o de algún nombre propio, de lo que te está ofreciendo en la copa: corrección, como si simplemente salir al mercado sin ningún defecto llamativo fuese el objetivo y además toma, 20€, por haber conseguido acabar el proceso de elaboración. Pues no señores, no se trata en esto del mundo del vino en participar, no, aquí se trata de ganar de intentar ganar, de intentar mejorar año tras año, de intentar desbancar con calidad a la bodega vecina que lo hace mejor que tú, y se trata, también, de ofrecer buenas RCPs.
Ya me resulta aburrido por no utilizar otros términos, que por utilizar el nombre de Burdeos, de Ch. du Pape, de Rioja, de Priorat, o de otra zona sirve cualquier cosa y eso sí, en el precio no vale cualquier cosa, todo lo contrario, hacer caja y más caja. Cito los franceses, ya que resulta a mi entender probablemente el mercado vinícola más afectado por este digamos virus, como se aprovechan del gran trabajo de otros.
Pensaba citar algún ejemplo pero son múltiples, muchos y seguro que dejo alguno que se lo merece fuera de la lista. No hay más que buscar la palabra correcto y leer las notas de cata para darnos cuenta, ya no es tanto un problema de nombres es una cuestión de negocio, es conceptual. Se puede hacer negocio y obtener beneficios con vinos de gran calidad pero lamentablemente también se puede obtener beneficio con vinos de no calidad, pena que como en tantos ámbitos de la vida la calidad no sea excluyente.
Ahora bien, el que no se consuela es porque no quiere, ya que hay casos peores como los vinos fregadero, que del primer sorbo pasan directamente a las cañerias, y no por defectos flagrantes sino por ausencia total de calidad y sobreviven en el mercado, cada día entiendo menos cuando cada vez quiero entender más.
Intentaremos seguir evitándolos, pero probar y probar para conocer lo máximo posible lleva inherente este riesgo, cuantas veces me pregunto si vale la pena gastarse el dinero en x botellas cuando por esa cantidad puedo comprar 1 o 2 botellas de calidad contrastada pero siempre mi curiosidad me puede.
¡Felices Vacaciones a todos y buen regreso a quién le toque!
Por cierto este post es la entrada 400 de Roco&Wines

02 agosto 2009

Felicidades

Hoy, 2 de Agosto, me vais a permitir un gesto egoista como es el de felicitarme en el dia de mi cumpleaños, pero este año es único y especial ya que he podido celebrarlo con mi cosita de hija de 3 semanas en mis brazos, y eso no tiene parangón. Lo he podido regar con un elegante Do Ferreiro Cepas Vellas 06, un Abadia Retuerta Seleccion Especial 06 (que he abierto ya que tenia que probarlo por un motivo personal y encima tenia ligeras notas de TCA, y van dos añadas seguidas que no me convence...) y un estupendo Laurent Perrier Rosé.

Así que, Felicidades Carlitos, perdón....... gracias Elena.