19 septiembre 2010

Mark Angeli Les Fouchardes 2007

Sigo como en el post anterior adelantandome a muchas catas pendientes pero se cruza en mi camino, de nuevo, una botella que merece ser comentada de inmediato.
Mark Angeli, es uno de esos elaboradores que en los últimos años ha dado mucho de que hablar. Sus vinos son amados por unos y odiados por otros, creo que predominan los primeros. Vinos del Loira, de Anjou, vinos biodinámicos, vinos como este Les Fouchardes 2007 con 67 mg/l de sulfuroso de origen volcánico, vinos basados en la chenin blanc, vinos secos en zona de dulces... un tipo por lo que parece que va a contracorriente.

Os dejo un interesante post, os recomiendo leer también los comentarios generados en el mismo, de nuestro amigo Joan hablando de otro de sus vinos, La Lune, y en general de este productor: Angeli en Devinis.
Este Les Fouchardes 2007 lo decanté, exactamente media botella y le dí media hora para comenzar a conocernos. En principio sorprende ese potencial partiendo de la chenin. Lo primero que aparece en copa es un vino dorado, con matices verdosos y térreos sin mucha limpidez propia de una elaboración de este tipo. En nariz surge con fuerza la manzana madura con mucha intensidad. En boca el primer sorbo es particular, largo, con la presencia de nuevo de la manzana madura y sequedad. Le doy más tiempo, juego con la temperatura y sigue la manzana, surge ligero pomelo, sencillamente se abre. Cada vez la nariz se va comportando mejor y termina por seducirte. En boca es graso, otra vez la manzana madura, al primer ataque es suave para tornarse en un final más rudo. Al principio es un vino algo dificil que se va suavizando. Te pide tiempo y que lo disfrutes a sorbos. Es untuoso, es mineral, tiene hueso, tiene tostado agradable, en la primera hora el alcohol tiene peso pero no resulta ni cálido ni alcohólico. La boca es intensa.
Se mezcla una sensación de vino dificil con vino sabroso, cuando dejo de tomarlo al cabo de unas horas pienso todo lo que pude haber bebido y me sorprende que siga teniendo el 60% de la botella, síntoma de lo poco a poco que lo he tomado.
Al día siguiente tengo mis temores de como puede haber aguantado el paso de las horas cerrado al vacío, y me sorprende que está pleno, suavizado y más domado, pero sin atisbos de oxidación ni decaimiento. Me encuentro los mismos matices que el día anterior pero más elegantes.
Entiendo que no todo el mundo pueda gustarle un vino así, y que no es el mejor vino para iniciarse en esta variedad, pero para mí es un estupendo vino, sorprendente, particular, reflejo de su elaborador y de su origen. Un vino para disfrutar en casa con tiempo y con curiosos del vino, olvidaros de pedirlo en un restaurante sin tiempo y sin el trato debido.
Necesita una noche larga, una buena compañía y todos los sentidos abiertos para estrujarte el cerebro y apreciar lo que encierra debajo del lacre.

5 comentarios:

Mariano dijo...

Yo soy de los que aman este tipo de vinos... de hecho, tengo en la recámara su Rosé d'un Jour (juego de palabras, ya que la D.O. año tras año le tira para atrás su Rosé D'Anjou), y le tengo muchas ganas...

ya te contaré.

Saludos,

SIBARITASTUR dijo...

Carlos, que vale este vino?.
Porque destacas el sulfuroso?, poque es poco comparado con otros blancos?, es que no es alto pero tampoco me parece destacable....
Mariano, donde has comprado ese rosado?, jejejejeje. No le has pegado al artuke aun?.

Carlos Rodriguez dijo...

Mariano, pues ya nos contarás que tal el rosado, no lo he probado pero parece que no deja indiferente.
Saludos

Carlos Rodriguez dijo...

Hola SB, creo recordar que su precio es de 27€, puedes comprobarlo en Coalla.
Respecto al sulfuroso, efectivamente no es poco, ya que el nivel sensorial de apreciación ronda los 40 y el limite los 130 mg/l. Pero, lo cito, ya que es un elaborador biodinámico, y que no añade SO2 "artificial" a sus vinos. Ahora bien, no tengo la certeza plena, pero esos 67mg/l son de origen volcánico.
Saludos

Mariano dijo...

Hola Jorge! donde lo habré comprado...?

Pues al Artuke pretendía darle precisamente hoy. Hasta el momento no me había surgido un maridaje a la altura... peazo de guiso de ternera... Ya te contaré.

Perdón Carlos por el corrillo.

Saludos,