03 octubre 2010

Argiolas Costera 2005

Lo más interesante de tomar un vino como este Argiolas Costera 2005, es por un lado adentrarse en la Cerdeña vinícola que existe más allá de la Cerdeña turística, por otro ver las similitudes y las diferencias entre la garnacha (cannonau) en Cerdeña y en España, además de descubrir como la bovale no es la bobal.
Antes de comentar el vino en sí, lo más interesante ha sido, además, indagar por la red en busca de información sobre la cannonau, la carignano y la bovale (trío de variedades que forman este vino).
Es curioso el matiz mucho menos cremoso que posee, en este caso, la cannonau vs nuestra garnacha. Resulta más cálida, pero no en exceso, y ¡como no! resulta mediterránea. En una cata ciega no hubiese apostado por garnacha, ahora bien una vez ubicados sí que existen matices similares aunque destacan las particularidades y los orígenes.
Respecto al origen de las variedades resulta curioso por un lado y cito textualmente a elmundovino:
"'Morphological and Genetic Characterization of the Sardinian Bovale Cultivars' de G. Nieddu, M. Nieddu, G.F. Cocco, P. Erre e I. Chessa, de la Universidad de Sassari (International Society of Horticultural Sciences), revela que uno de los dos 'bovale' sardos es cariñena/mazuelo y el otro, inesperadamente, graciano. El bobal español, del que se pensó que era un bovale, no existe en la isla".

Interesante conclusión ya que siempre se asimiló la bovale a la bobal española. Ahora va y resulta que realmente es ¡¡graciano!!.

Por otro lado, y cito:

"El resultado principal es que se establecen dos sinonimias; es decir, que dos grupos de nombres de castas se reducen en realidad a dos castas. Así, carignano, bovale di Spagna, cariñena y mazuelo (los investigadores trabajaron con material español bajo ambos nombres) son en realidad lo mismo, lo cual –claro- ya se sabía de cariñena y mazuelo, pero ha sido una absoluta revelación en cuanto a los otros dos nombres, que en Cerdeña creían corresponder a dos castas. Pero el carignano, que sólo existe en la zona del Sulcis, y el bovale di Spagna, que se da en otras zonas, acaban siendo la misma variedad de Vitis vinífera pese a algunas diferencias externas, como sucede, por ejemplo, con tempranillo y tinta de Toro".

Podriamos resumir entonces que este Argiolas Costera 2005 está vinificado con garnacha, mazuelo y graciano, dicho así parece más español que italiano.... lógico por otra parte partiendo de la base de que fueron los catalanes y aragoneses los que llevaron las variedades a la isla.

Centrándonos en el vino: ha realizado la maloláctica en cemento y posee entre 8 y 10 meses de barrica.

Se presenta con color cereza de capa media, con intensidad y con atisbos cobrizos, anaranjados con predominancia cardenalicia en el ribete.

En nariz posee cierta intensidad, ligera cremosidad de fondo, moras, resulta mineral, y aporta rasgos de madurez y fondo licoroso y un leve tostado ahumado. Una interesante nariz.

En boca está pulido, es largo, sabroso, mineral, con fruta roja madura, con final algo licoroso que se disipa con el tiempo. En boca se torna redondo, con carácter mediterráneo y con seriedad.

Al principio sorprende, se abre, se afina y termina por convencerte y apreciarlo. Interesante vino, interesante comparación de la misma variedad, distintas influencias climáticas y térreas, distintos vinos pero con una raíz común.

La información citada ha sido extraida de elmundovino, concretamente de los dos links siguientes: elmundovino:graciano en Cerdeña , elmundovino, Cerdeña: La gloria está en unas cepas ibéricas

2 comentarios:

descorche dijo...

Hola Carlos,
¿qué tal anda de precio el susodicho? y ¡dónde podemos comprarlo!?
Un saludo.

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Diego, hace tiempo que no te pasabas por aquí y yo que no me paso por Santiago...habrá que remediarlo!!
De precio está en 14-15€ y lo compré en mi ultima visita a Barolo en Madrid.
Saludos