28 agosto 2010

Enrique Mendoza Shiraz 2005

En varias ocasiones he comentado vinos de Enrique Mendoza en este blog y siempre me agradan tanto en concepto como en relación calidad-precio. Teneis un ejemplo en la etiqueta de Alicante y más concretamente, en la anterior añada 2004, Enrique Mendoza 2004.
En esta ocasión, el vino se encontraba más pulido, menos masticable que en otras ocasiones, con un nivel muy interesante y que me cerciora en guardar más tiempo la añada 2006 que aún poseo en bodega.
Monovarietal y con 11 meses de barrica nueva francesa y con 14,5%.
En copa se presenta con color picota de capa alta y ribete granate con cierta opacidad.
En nariz nos ofrece moras, frambuesas, tostado ligero, ahumados, ciruelas, cacao, especias, ligero lacteo. En conjunto es una muy buena nariz.
En boca está pulido, es largo, con final especiado, fruta madura, denso, sabroso. Con los minutos reduce su opulencia y se torna más elegante. La madera y el alcohol están integrados. Es un vino con cierta personalidad. Estamos ante un shiraz potente, con presencia pero al mismo tiempo ciertamente equilibrado y elegante.

De nuevo satisfecho, una vez más, ante un vino de Enrique Mendoza.

24 agosto 2010

Vincent Dureuil-Janthial Rully 1er Cru "Le Meix Cadot"

Perdonadme pero he tenido problemas técnicos esta última semana y no he podido publicar hasta que me ha llegado el nuevo transformador. La bateria del portatil no da para tanto...
Dejando de lado este tema, y con un montón de botellas esperando ser publicadas almacenadas en la despensa no puedo dejar de adelantar a muchas de ellas y escribir sobre una de las últimas ya no digo probadas sino bebidas.
Este Vincent Dureuil-Janthial Appellation Rully 1er Cru "Le Meix Cadot" 2007, es a mi modo de ver un excelente vino, del cuál he disfrutado enormemente. Un chardonnay con barrica de libro. Estructurado y equilibrado.
En copa se presenta dorado pajizo suave con leves matices verdosos.
La nariz es compleja, fresca, intensa, con notas de piña, vainilla, con tostado cremoso, citricos, manzana, pera, hueso de fruta, mineralidad y floral.
En boca es graso, untuoso, largo, intenso, fresco, sabroso, citricos de nuevo, tostado agradable, mineralidad y notas de fruta blanca.
Lo dicho un estupendo blanco, por un más que comedido precio de 20€ en Coalla.

16 agosto 2010

Viña Regueiral 2009

Después de esperar, por fin, he podido hacerme con alguna cajita. Sería el colmo que yo no las tuviese. Así que después de probarlo y comprobar que está incluso, por encima del estupendo 2008, no tuve dudas y lo he utilizado como el vino referencia en todas las celebraciones y encuentros que he tenido estas vacaciones.

Según lo abres surge una pequeña bomba frutal y fresca. En copa se muestra con vestido rojo cereza, vivo y de capa media - baja con destellos de tonalidad fresa.
En nariz es frescura, intensidad, cerezas, especiados, regaliz, y con un toque ligero de caramelo de toffe. Está equilibrada y es golosa.
En boca está pulido, es largo, fresco pero serio, final especiado suave, de nuevo la frutalidad, la regaliz, las cerezas, la pura mencía. Es equilibrio. Es redondo.
Es un vino que a ciegas sería dificil apostar por su falta de madera e incluso se podría, salvando distancias, situar en Borgoña¡¡¡!!!.

07 agosto 2010

Pedrouzos y Mauro Vendimia Seleccionada

Una semana después seguiamos celebrando mi cumpleaños, es lo que tiene tener que hacerlo en varios sitios... o que soy muy majo.
Los días no dan más de sí. En esta ocasión quedaba pendiente celebrarlo con mis padres y con Juan. Tenía claro que era buen momento para abrir el magnum de Pedrouzos 2007 que tenía en bodega desde finales de Diciembre y que adquirí en la propia bodega de Valdesil. Por otro lado pensaba llevar una Artadi Grandes Añadas 2001 pero al final me decanté por un Mauro Vendimia Seleccionada 2003, mas bien por motivos logisticos que por otra cosa.


Pedrouzos Magnum 2007 es ante todo pura mineralidad, melocotón, pera y manzana, pero no abrumando, sutilmente con equilibrio. En boca es de nuevo mineral incluso salino, largo, untuoso, con la madera muy integrada, resulta muy sabroso repitiendo las notas comentadas anteriormente. Un vinazo.
En la etiqueta podeis ver una representación de pizarra, en galego piedra es pedra y pedrouzo (no conozco el término tal cuál) tiene la misma raíz así que el nombre del vino me imagino hace referencia al suelo a base de pizarra de este viñedo datado de 1885. Ficha tecnica muy completa.

Mauro Vendimia Seleccionada 2003 lo abrí con tiempo, lo decanté y lo mantuve a temperatura jugando con agua, muy poco hielo y la flotabilidad del decantador. Es un vino que pensaba que no daría tanto de sí, mas que nada por la añada, esa fatídica 2003. Son moras..... puras moras, acompañadas de ciruelas, resulta cremoso, con notas de cacao, gran nariz, sutil. En boca el tanino está pulido, la madera integrada, ¿el alcohol donde está? recuerdo que son 15º, resulta sabroso y mucho, es largo, y no parece un 2003 ni la crianza (30 meses) ni el alcohol que tiene, resultó un vinazo para compartir, con tiempo y dejar las notas a un lado.

Como no podía quedar tan de rosas, pondré una pega: el valdeorras se situa en 70€ y el Mauro en 50-55€. Si al primero le restamos 20€ y al segundo 15€, sería el colofón perfecto. En la mesa se llegó a decir que hasta 50€ se podrían pagar perfectamente por el Pedrouzos y por el Mauro sobre 40€. Ahí dejo eso...

03 agosto 2010

Torna dos Pasas y Adega do Moucho

Galicia sigue deparando buenas cosas, vinos interesantes y de calidad elevada. Por un lado comentaré uno de los elaboradores que ya se han hecho un hueco, Luis Rodríguez Vazquez en la DO Ribeiro con su, en este caso, A Torna dos Pasas 2005. Es un vino que ha evolucionado bien, sorprendentemente bien mostrándose en copa cereza oscuro con ribete granate anaranjado. En nariz ofrece compota, pero mantiene frescura, mentolados y un ligero toque licoroso. En boca está pulido, con fruta roja, es largo, con final especiado,y aún está vivo y con buena acidez. Con los minutos la nariz pule el toque licoroso y aparecen matices golosos, toffe, vainilla, ciruelas, laurel y cacao. En boca se torna sabroso, sedoso, y con cierto estilo borgoñón.

Otro vino muy interesante de esta DO Ribeiro es Adega do Moucho Treixadura 2008, un vino que las dos veces que lo he probado me ha sorprendido gratamente posee una nariz en la que predominan los matices ligeros de melocotón y peladillos rodeados de buena frescura e intensidad. En boca es graso, untuoso, de nuevo la fruta, largo y muy sabroso. Muy recomendable.

Pequeño paseo por O Ribeiro, que sigue recuperando aquel nivel que llegó a tener y que poco a poco se está ganando de nuevo.
Dos vinos muy recomendables, uno en un estilo ya evolucionado que demuestra muchas cosas y otro una pequeña bomba frutal fresca.