29 mayo 2011

Tres estupendos blancos

Cada vez es más dificil sacar tiempo para escribir, además cada vez me apetece escribir menos de cierto tipo de vinos que no se merecen ni la cita. Pero no es el caso en los tres vinos blancos, uno alemán y dos franceses que traigo hoy aquí.




Por un lado tenemos Barzen Edition Alte Reben Riesling Auslese Feinherb 2007 . Varias veces en este blog hemos hablado de Barzen, bodega de excelente relación calidad-precio y con buenos vinos.

En este caso se presenta pajizo suave, de forma discreta y con matices verdosos. Según pasan las horas pierde la timidez y se torna más verdoso, más oscuro.

En nariz nos ofrece citricos como lima y limón, pomelo, manzana, intensidad media, resulta mineral, incluso algo de piña. Frescura y es floral.

En boca es graso, untuoso, largo, de nuevo los citricos, la fruta blanca (la manzana, el pomelo), la mineralidad. Sabroso. Con el paso del tiempo tanto en nariz como en boca gana intensidad. En boca gana untuosidad y aparecen ligeras notas a melocotón. Lo disfruté.

Cruzamos la frontera franco-germana y nos encontramos con el primero de los franceses, Patrick Piuze Terroir de Fyé Chablis 2009.

En copa es dorado pajizo con notas verdosas.

En nariz es salino, con pomelo, muy mineral, con fruta blanca (manzana madura) y notas cítricas.

En boca de nuevo se comporta mineral, citrico, es largo, con final seco, con fruta blanca, con intensidad. A las 24 h resulta menos seco, más domado. Otro que disfruté.


Por último, aparece Bernard Baudry La Croix Boiseé 2007 Chinon Blanc, elaborado con chenin blanc.

En copa se presenta con color dorado oro viejo con notas verdosas y con intensidad.

En nariz es cremoso, intenso, con manzana, con notas térreas, minerales, bolleria, citricos ligeros e incluso vainilla. Gran nariz.

En boca tiene toques salinos, es largo, con fruta blanca madura, con citricos, con toque graso, de nuevo algo de vainilla. Sabroso. Equilibrado. Me gustó mucho, gran vino.



Tres estupendos blancos, con buenos precios y que en estas épocas de calor te hacen disfrutar de nuevo de vino blanco de gran nivel.

17 mayo 2011

Pagos de Araiz

Hace unas semanas me hicieron llegar 3 vinos de esta bodega, Pagos de Araiz de la DO Navarra perteneciente al grupo Masaveu, en concreto el crianza 2007, el cosecha 2007 (etiqueta negra) y Blaneo 2007.

El primero de ellos, Pagos de Araiz Crianza 2007, está elaborado con un 35% de tempranillo, 25% de cabernet sauvignon y un 40% de merlot. Crianza de 12 meses. De los 3 vinos el peor parado con diferencia. En copa se presenta cereza oscuro, de capa media y ribete cardenalicio. En nariz muestra fruta roja, tostados, pimiento y caramelo. En boca el tanino está pulido, el final es cálido, especiado, caramelo, alcohol y madera. Un vino sencillo, no equilibrado, falto de matices y el cuál no he bebido más allá del mero acto de la cata.



Seguimos con el Pagos de Araiz Cosecha 2007, elaborado con tempranillo, graciano y merlot (según etiqueta) y con merlot, cabernet y graciano según ficha adjunta. Crianza de 14 meses (o malolactica en barrica nueva francesa, 4 meses con sus lias y posterior trasiego para otros 12 meses de crianza segun ficha). Se presenta de capa media alta con ribete cardenalicio, lagrima media, intensidad y viveza. En nariz es vegetal con notas de apio, posee intensidad, tostados, toffe, caramelo y cereza. En boca está pulido, es largo, bebible, con notas de caramelo, cereza, madera integrada, tostados cremosos. La nariz con el tiempo se afina y surgen cerezas y moras. En ambas fases predominan notas vegetales y de caramelo. Mucho mejor que su hermano pequeño.


Por su parte Blaneo 2007 Merlot es un monovarietal con 18 meses de barrica. De color picota de capa media alta con ribete granate, vivo, intenso y de lágrima media. En nariz el tostado es cremoso, especiados, intensidad, grosella, mora, toffe y balsámicos. En boca el tanino está ya bastante pulido, el alcohol integrado, fruta roja de nuevo, toque cremoso al igual que sus tostados, necesita pulir algo la madera, fácil de beber, buena relacion calidad precio. Creo que unos meses más le vendrán bien, un interesante monovarietal de merlot.

08 mayo 2011

Grupo de Cata. Riojas 2003

La última sesión del grupo de cata tuvo como hilo conductor vinos de la DOC Rioja y de la añada 2003. Todo un handicap, sabiendo lo calurosa de la añada y el resultado de muchos vinos. Pero no deja de ser una buena manera de aprender, enfrentarse con vinos que probablemente puedan ofrecer "resistencia".

El mecanismo, el habitual, se abren 6 vinos sin conocer cuales son, los probamos, los valoramos, los comentamos, los puntuamos y después una vez que se saben que vinos han sido, cada uno intenta acertar el orden de la cata.




Los vinos abiertos fueron (y en orden):

Ribaguda 2003 Cepas Viejas Garnacha

Vitium Reserva 2003

Roda I Reserva 2003

Tierra Antigua Reserva 2003

Remirez de Ganuza Reserva 2003

Dalmau 2003

El vino 1, lo que ofreció de entrada fué una nariz y boca en claro declive y fuera de todo orden. Muy avejentado, y con matices muy licorosos, añejos y de falta de limpidez. Evoluciona hacia guindas pero ..en fin, nada de nada. Un vino muerto.


El vino 2 ofrece notas de laurel, notas quemadas, notas de almizcle y de suciedad. Evoluciona a mejor pero sigue sin ofrecer nada, sobre todo en boca.


El vino 3 al principio lo asimilo al 1 ya que se muestra cereza con ribete teja, con notas añejas. El paso del tiempo le sienta bien, evoluciona positivamente, reduce sus notas añejas y se vuelve más bebible. De momento el primero que se puede beber.


El vino 4 posee color cereza de capa media con ribete granate. En nariz muestra fruta roja, tostados y regaliz. En boca sigue la linea mostrada en nariz, es largo pero no llena la boca, algo acuoso. Con el tiempo la nariz se suaviza, pero no le sienta bien este paso de los minutos ya que aumenta el alcohol, notas de cuero y pierde frescura. Es tánico y acuoso.


El vino 5 ofrece fruta roja, frescura, ligero tostado. En boca se muestra pulido, suave, de nuevo la fruta roja, la madera y el alcohol están integrados y aparecen torrefactos. Se viene algo abajo con los minutos y se torna su boca más ligera y acuosa. Hasta el momento para mí, el mejor.


El vino 6 se muestra vivo, con color picota de capa media y ribete cardenalicio. Se muestra pulido, es largo, tostados y fruta roja. De nuevo el tiempo también le sienta mal y empeora. Junto con el vino 5 para mí el mejor, aunque al final me decanté por puntuar mejor el vino 5.


Todos los vinos, incluso los que ya estaban muertos, muestran una línea común licorosa y añeja ya sea en mayor o menor medida. Creo que el resumen es claro, no ha sido una buena añada, han evolucionado mal y en mi opinión creo que es mejor dejarse los dineros en otras añadas, ¿no?.



En la siguiente nos esperan garnachas del mundo del 2006 o anteriores añadas.

01 mayo 2011

Lusco 2009 y Tricó 2007

Creo que no es mala idea comentar estos dos vinos en el mismo post ya que el alma mater de Tricó en su día formaba parte del proyecto de Lusco. De este último no es la primera vez que hablo en este blog: Lusco .

En este momento son dos Rias Baixas muy diferentes. Lusco 2009 nos ofrece las notas características de fruta blanca e incluso algo de melocotón al principio pero con matices salinos y minerales. Posee una acidez importante, que nos indica una posible buena evolución en botella. Para mi gusto aún es un vino joven, que dentro de un tiempo nos ofrecerá mejores cosas aunque la base que muestra ya es interesante y ya muestra indicios de desviarse de la línea generalista tan remanida ultimamente. Insisto, buenas maneras muestra ya, pero a mí me gustan cada vez más, mas evolucionados. Así que a la bodega y a esperar.


Por su parte, Tricó 2007 se encuentra en un momento magnífico de consumo. Hace un par de meses probé el 2008 y me pareció un gran Rias Baixas. Este 2007 es soberbio, con matices de oro viejo cobrizos en copa que sorprenden y que nos indican su evolución, todo ello rodeado de untuosidad, de un gran paso por boca, te llena de matices de fruta blanca maduros, de citricos, de mineralidad, de sensaciones grasas, todo lo que muestra es elegante, en su sitio y equilibrado y que invita a beberlo con calma. Sencillamente impresionante. En la linea de lo que busco en un Rias Baixas. Señores esto es un ejemplo de los vinazos que se pueden encontrar en Galicia, y esto último lo digo pensando no sólo en blancos.

Quienes lo compartieron conmigo quedaron encantados y tuvieron el detallazo de encontrar otra botella y regalarmela para que pudiera "reponerla". Le daré un tiempo más y esperaré la oportunidad de poder compartirlo con alguién que sepa apreciar el vino y yo pueda disfrutar de su compañía junto con la copa de un vino que invita a hacerlo, y este Tricó, invita.