31 julio 2011

Seguimos en racha

Ultimamente tenemos suerte con los vinos seleccionados y nos están deparando grandes momentos y mejores compañias con quien compartirlos.
Comenzamos con un Barolo 2006 muy interesante: Michele Chiarlo Cerequio un vino para nada joven o duro como podriamos pensar por su juventud, todo lo contrario. En copa parece tener mas años, y en nariz y en boca te sorprende con equilibrio, notas cereza guinda, integrado, sutileza y elegancia. El paso del tiempo le favorece y poco a poco va mostrando sus virtudes, un estupendo vino a tener en cuenta y para repetir. Gracias José Angel.

Seguimos por Italia, y abordamos un Quintarelli Giuseppe Valpolicella Superiore 2001 ya en su dia comenté la añada 1999: Quintarelli 99 en RocoWines. Allá por 2007, me pareció un vinazo de ahí, cuando tuve oportunidad adquirí otra añada. Abierto con hora y media casi dos horas de antelación y luego decantado, nos fué ofreciendo cada vez más y más, su equilibrio, sus notas sutiles de fruta, sus ligeros especiados, sus notas de bolletus, su elegancia y su alcohol y madera integradisimos.
De nuevo, tengo que decirlo, un vinazo en toda regla.


Por ultimo, un champagne, un Gosset Brut Grande Reserve, un vino elaborado con algo mas del 40% de chardonnay, otro tanto de pinot noir y el resto sobre un 10-15% de menier. Sutil, manzana madura, en copa ya denota el aporte de la noir, en boca es sedoso, largo, equilibrado, con la fruta madura de nuevo, con burbuja integrada. Un gran champagne de esta casa surgida allá por el XVI.

24 julio 2011

Seguimos con las buenas sensaciones

Hace nada comentaba en Buenas sensaciones, buenos vinos un par de vinos interesantisimos para seguirles la pista muy cerca. Como ultimamente se me acumula el "trabajo", y las notas de cata esperan para ser publicadas, he decidido dejar otro post de estos fugaces pero creo que interesantes de cara a comentar vinos no generalistas.
Seguimos con la senda gallega, mi tierra como llevamos diciendo mucho tiempo, cada año nos sorprende mas y mas con sus vinos. Sabeis de mi convicción de que es el futuro de los vinos españoles y que tiene, gracias a Dios, una larga senda que recorrer y mucho margen de mejora.
Este año he podido disfrutar varias veces del Algueira Merenzao 2009 nadie va a descubrir a este referente de la Ribeira Sacra pero sí os recomiendo este vino elaborado con esta variedad minoritaria y que es un borgoña con dni gallego. Un vino sutil, para disfrutar sin complejos para olvidarse de dificiles maridajes, un vino en toda regla, un vino elegante, un trozo de Francia en Galicia o viceversa. Si lo encontrais, creo que poco mas de 500 botellas, probadlo.
Seguimos con mi amada Ribeira Sacra y gracias a Diego de El Descorche en Santiago de Compostela, uno de mis referentes para comer en esa magnifica ciudad, he podido probar Toalde 2010  un monovarietal de mencia, que en copa te engaña con su capa alta, oscura, y que se deberá al suelo granitico de donde procede. Es un vino mineral, fresco pero auténtico, llena la boca, sabroso, largo. Un vinazo de apenas 3000 botellas y que me sorprendió, me gustó y mucho y que repetiré sin duda. Chapeau. Ya queda junto con ese Algueira, con Viña Regueiral, en el top de mis Ribeiras Sacras. Tengo una botella en la cava para deleitarme una noche y hacer una cata como se merece. Además, el precio magnífico, el que lo encuentre se sorprenderá.
Aquí lo dejo, en otro momento comentaré alguno más, pero entre mi trabajo, la familia, el verano, etc etc no tengo el tiempo que me gustaría para dedicarle al blog, pero insisto dos grandes vinos desde el corazón de Galicia que no dejarán indiferente a nadie.

13 julio 2011

Grupo de cata: champagne, perdon chapeau

Otra reunión del grupo de cata, esta vez pensando en el mes de Julio decidimos centrarnos en champagne aunque al final tuvimos un dia algo lluvioso y no muy veraniego. El resumen es sencillo, y espero que en esta ocasión algún miembro del grupo opine al respecto, gran cata, estupenda comida y muchas risas. Magnífica velada.
En esta ocasión, el formato fué ligeramente distinto, no tenia sentido averiguar zona ni elaborador ni logicamente añada. Se ocultaron las botellas y nos centramos en las cualidades de cada uno de los 6 champagne para decidir el "podium" y después sorprendernos con los nombres de lo que cada uno sigilosamente lleva a lo largo de la semana a nuestro centro de reunión que no es otro que el Rest. Detapaencepa en Vigo.
Catamos, perdón disfrutamos, los 6 vinos en copas Riedel Syrah.

El champagne nº 1 apareció con color pajizo, con burbuja fina, con nariz de manzana madura verde, con frescura, con notas de ciruelas verdes y en boca resultó largo, de nuevo la manzana, sabroso, con acidez y matices de masa panadera. Un champagne que se definió como muy interesante de cara por ejemplo a aperitivo o reunión sin complicaciones de maridaje.

El champage nº 2 se mostró en copa pajizo oscuro, graso y con una nariz evolucionada hacia manzana asada, con una burbuja menos fina pero lenta, con notas de mirabeles, bolleria. En boca era mineral, graso, largo, manzana madura, sabroso y era más idóneo para comer que el anterior.

El champagne nº 3 en copa se mostró con color pajizo oscuro, cobrizo, burbuja media-fina, en nariz manzana madura, turrón, almendras y resultaba maduro. En boca es vinoso, burbuja persistente, integrada, con notas de manzanilla pasada, salino, largo. Un champagne con mayusculas, muy bueno. Ideal para comer, para disfrutar y para darse cuenta que no hace falta gastar mucho dinero para disfrutar del auténtico champagne. Resultó el "vencedor" de la cata.

El champagne nº 4 apareció en copa con notas pajizas suaves, en nariz resultó algo flojo, comercial, con notas de bolleria y manzana ligera. En boca era corto y con burbuja poco persistente. Una pequeña sorpresa negativa, ya que era un champagne del que ya habia hablado en este blog y me habia causado grandes sensaciones pero el nivel de los participantes le restó caché.

El champagne nº 5 en copa era pajizo verdoso, con nariz de manzanilla, intensidad, salino. Gran nariz. La boca resultaba muy larga, con manzana madura, con burbuja integrada, untuoso, serio, ideal para comer, casi oxidativo. El otro ganador de la velada en pugna con el nº 3.

El champagne nº 6 fué la decepción de la velada, con notas de cacahuetes, avejentado, en boca burbuja media, muy corto y no disfrutable.

¿Y cuales fueron los champagne en cuestión?, sin indicar el orden, mientras veis las fotos, pensad en el orden, como un pequeño juego: Pierre Gimonnet Paradoxe 2004 Premiur Cru, Dom Perignon Vintage 2000, Jacques Selosse Initial Brut Grand Cru Blanc de Blancs, Larmandier Bernier Premiur Cru, Marc Hebrart Special Club 2005, Camille Saves Grand Cru Millesime 2002.


  














 

¿Y cuál fué el orden de la cata?: pues os lo dejo en foto:


El orden de la foto corresponde con la nomenclatura utilizada en la descripción anterior: champagne nº 1, nº 2, etc, etc,

Pues sí, chapeau para ese Camille Saves y para ese Jacques Selosse. Y un sobresaliente para Gimonnet Paradoxe y para Larmandier.

Una reflexión, los dos primeros son Grand Cru, ¿que casualidad?. No.

07 julio 2011

Buenas sensaciones, buenos vinos

Aprovechando el comentario que hoy me hizo un amiguete que de esto del vino sabe como un millón de veces más que yo, (nuestro amigo Oscar Cidanes de Casa Esteban en Mos), recordandome que ultimamente no me prodigo mucho en este blog, no me queda más remedio que dejar unas lineas. Que mejor motivo que simplemente comentar las sensaciones gratisimas que me han dejado dos vinos probados en los ultimos tiempos. Uno me reafirma que Galicia tiene un potencial brutal, que es una realidad y que nos ofrece vinos auténticos, elegantes, profundos y borgoñones en muchos casos. La penultima vez que probé un A Torna dos Pasas Escolma fue la añada 2000 y hace unos meses, y reconozco que no me gustó, lo encontré muy avejentado, pero realmente me hubiera sorprendido lo contrario, así que sabiendo como trabaja esta bodega encantado de darle más oportunidades. Y es por aquí por donde llega el primero de los dos vinos que me gustaría dejar como consejo: A Torna dos Pasas Escolma 2007, lo encontré en un momento perfecto, elegante, integrado, sabroso, gallego y que reconozco que ha sido de lo mejor que he bebido en mucho tiempo. Borgoñon, sedoso, fruta equilibrada, que más decir no tome notas no podia perder el tiempo con el papel y boligrafo. Si os sirve de algo mis recomendaciones, probadlo.
El segundo vino, fué toda una sorpresa, no por él si no por lo inesperado. No me imaginaba que iba a beber ese vino en ese momento y que además fuese una invitación, una botella compartida entre 4, una delicia y una demostración contra mi teoria que los vinos de Priorat no evolucionan bien, pues algunos si lo hacen y de que manera y este Finca Dofí 2001 lo hizo. El paso de los años le ha sentado bien, está radiante, intenso, la nariz necesita tiempo pero tiene una gran presencia, en boca la fruta, la mineralidad, el terruño. Es largo, llena la boca, equilibrio, integración. Una delicia, y como dijo JA, para soñar con él.
Al final, siempre aparece algo que nos saca de la mediocridad y nos recuerda la razón de que nos guste el vino.

03 julio 2011

4 Kilos 2008

Hacía tiempo que queria probar este vino, 4 Kilos 2008. En su momento apareció con fuerza en el mercado, haciendo hincapié en un vino de pequeña producción, mediterráneo y fruto de un pequeño e interesante proyecto.
Lamentablemente este 4 Kilos 2008 no ha cumplido mis expectativas, las cuales las tenia altas, por referencias, por las ideas del proyecto que habia oido y por el precio.
No es un mal vino ni mucho menos, vaya por delante. Es un vino elaborado con 50% callet, 40% cabernet y 10% merlot. 14 meses de crianza y 14,1%. En la pagina web de la bodega existe una ficha detallada del mismo.
En copa se presenta con color cereza picota de capa media con intensidad y viveza. Ribete cardenalicio.
En nariz de nuevo se muestra con intensidad, con notas de fruta roja madura, con tostados cremosos, con regaliz negra, con moras, con toque ligeramente especiados, arándanos y madera para mi gusto algo en exceso.
En boca resulta largo, la llena, al principio posee un final muy especiado y algo cálido, los taninos están pulidos, posee mineralidad. Con el paso del tiempo pule las nostas especiadas y el alcohol en parte. La boca se centra en la fruta madura y en los tostados. Es un vino claramente mediterráneo pero peca de exceso de potencia y notas de madera y alcohol.
Si hacemos balance de lo esperado y de su precio se queda corto, es un buen vino pero a mi gusto le pediria más, un escalón cualitativo por encima del encontrado mas acorde con su precio ya que en este rango de los 30€ se debe, por la competencia del propio mercado, exigir algo más.