26 mayo 2012

Grupo de cata: Douro

El tema en esta ocasión era Douro 2004-2008. A priori todo apuntaba a una sesión algo dura, probablemente dificil si la presencia de vinos se inclinaba más hacia 2008 que a 2004. Pues no, todo lo contrario, resultó una estupenda cata, en la que todos los vinos ( eran 6 ) excepto uno estuvieron a buen nivel sobre todo 3 de ellos, y a la postre no apareció ni la dureza ni otros factores que hicieran que la cata fuese pesada y dificil. Disfrutamos. 
¿Que vinos ( y no están en orden ) hemos bebido?:

Quinta da Cassa Reserva 2007, Quinta do Noval 2005, Xisto 2004, Quinta Nova G. Reserva 2008Chryseia 2006 y Omlet 2005.

Como siempre en estos post del grupo de cata comentaré los vinos y colocaré sus fotos sin revelar hasta la foto de grupo final cuales han sido los vinos, ya que así se respeta el caracter ciego de la cata y la no interferencia de la marca en las apreciaciones.





























El vino 1, nada más comenzar nos sorprendió gratisimamente en nariz y apuntaba que se avecinaba una gran cata. Un vino limpio, con notas de sotobosque, cremoso, con aromas de pino, de resina, con fruta negra, notas lacteas ligeras. En boca pulido, con fruta madura, un vino integrado. Con los minutos la nariz sigue gustando mucho, con profundidad, complejidad, ligeras mermeladas y con mas minutos algunos cueros. Muy buen vino. Creemos que se trata de un 2008.

El vino 2 es la decepción de la jornada, debe ser la botella ya que un vino con estos matices dudamos de que esté en el mercado. La nariz es algo sucia, con pegamento, acetonas y pimiento. La nariz resulta algo sucia nada que ver con el vino 1, acetona, pegamento, pimiento en boca no tiene equilibrio, y no gusta a ninguno. Le damos mas oportunidades pero pasamos pagina.

El vino 3 posee en nariz aromas a oregano, a fruta roja, a ciruela, a guinda, tostados de la madera. En boca algo de toffe, resulta peculiar, regaliz, bombón licor, pero al mismo tiempo fresco. Con los minutos en nariz aparece masa recien hecha. Otro buen vino. Pasan los minutos y volvemos a analizar el vino 1, la temperatura le resta algo y el vino 3 refleja un corte moderno. En este momento la mezcla ideal seria la nariz del vino 1 y la boca del vino 3.

Pasamos al vino 4 con su nariz mentolada, fresca, integrado, flral, regaliz y moderno. En boca es fresco, está pulido, es facil de beber, correcto, sencillo, es el menos Douro hasta ahora. Tiene equilibrio pero le falta emoción.

Llegamos a otra de las sensaciones de la cata, el vino 5, llama la atención su capa alta, su presencia en copa. En nariz ofrece de primeras, notas de cajón cerrado y conserva de lata, pero se abre y ofrece especiados, cremosidad, fruta madura. En boca el tanino está presente, llena la boca, es largo, rústico, de nuevo la fruta madura, los tostados...el tiempo juega a su favor. Muy buen vino, sabroso.

Por ultimo el vino 6 ofrece al comienzo una nariz rara, sucia pero se abre y evoluciona, es como un vino añejado. En boca es algo corto, dulce, facil de beber, corte clásico y le falta acidez. Como siempre me imagino que presentarse el último y después del vino 5 que tanto gustó, le perjudicaría.

Las valoraciones fueron, de mejor a peor:

5,3,6,1,4,2
3,1,5,6,4,2
5,1,3,6,4,2
5,6,3,4,1,2
5,3,1,6,4,2
3,5,1,6,4,2
1,5,3,6,4,2

Con lo que el vino 5 queda como vencedor de la cata, seguido del 3 y muy cerca el 1. En cuarto lugar lugar el vino 6, en quinto lugar el vino 4 y por último el vino 2.


Con lo que el resultado con nombres y apellidos de los tres mejores es: Quinta do Noval 2005, Chryseia 2006 y Quinta Nova Grande Reserva 2008.

23 mayo 2012

Gaja Sperss 2001

Seguimos con lo que iniciamos con L'Ermita 2004 y que podemos denominar cata de grandes vinos o vinos de referencia. 
En esta segunda ocasión apostamos por Gaja, concretamente por su Sperss 2001 DOC Langhe, es decir, estamos ante una de las variedades más importantes sin duda, la nebbiolo y ante uno de esos elaboradores miticos. 
Abierto con 2h de antelación y decantado al comienzo de su consumo. Antes de entrar en detalles, destaca sobre todo como va evolucionando, cambiando y mejorando tanto en nariz como en boca, tal cual camaleón. Es un vino con mucha vida por delante pero a fecha de hoy está a un gran nivel. 

En copa parece más viejo de lo que realmente es, con esa capa media baja característica de los buenos vinos a base de nebbiolo, con matices cobrizos y evolucionados. 
La nariz nada más abierto ya ofrece grandes cosas, con fruta roja mezclada sutilmente con tostados, intensidad y notas terreas.
En boca al principio el tanino está muy presente, es largo, de nuevo la fruta, algo secante, guinda ligera.
Hasta aquí buenas maneras a partir de aquí cambia el traje y se pone el vestido de gala, se abre, se pule, se torna más elegante, de repente el tanino se pule increíblemente y la nariz sigue el juego también se abre, existe un ligero chocolate blanco, es compleja, reduce el matiz terreo y cada vez es más elegante y floral, sigue la guinda pero menos acentuada. Cada vez mejora más al final en nariz aparece regaliz, un ligero cremoso, grosella, moras, balsámicos, ahumados y una fruta cada vez menos licorosa. Al final tenemos un gran conjunto de boca y nariz, un vino con mayúsculas, un gran vino. 
Os dejo el link de JA, la otra mitad de estas catas y donde nos introduce a esta magnifica bodega.

18 mayo 2012

Douros 2004 - 2008

Ese es el tema de la próxima cata de nuestro grupo a realizar la semana que viene, esperemos que tenga el nivel habitual y como siempre haremos el pertinente resumen aquí y en el formato habitual.

14 mayo 2012

OVNI 2011

Mis amigos de Coalla Gourmet, y me refiero a ellos así como amigos aunque no nos conocemos en persona y espero no les importe y lo hago por el exquisito trato que han tenido conmigo tanto en los pedidos que les he realizado como en consultas o conversaciones via email o redes sociales. Como decía, mis amigos de Coalla me han enviado una botella de este Ovni 2011.
Recibo muchas botellas de múltiples bodegas a lo largo de cada año pero quienes me conocen saben que además de algo raro soy exigente mas que nada con mis propios gustos y son pocos los vinos que recibo y terminan en este blog. Yo no pido muestras, las que envian las recibo pero no estoy en deuda con nadie para publicarlas excepto me gusten.

Dicho esto, Ovni 2011 si que he considerado escribir aquí sobre él. Es un proyecto de Coalla Gourmet y Navazos con lo que poco más hay que añadir, gustará más o menos, pero detrás de este proyecto está gente del vino, de la auténtica. Por esto último y por la idea de probar una pedro ximenez muy distinta de la habitual me agradó probar el vino y plasmar las conclusiones aquí.
Lo primero que me viene a la cabeza es que hay que jugar con la temperatura ya que aunque está concebido como un vino joven y desenfadado, no nos equivoquemos no le gusta estar muy frio ofrece lo mejor sobre los 11-12ºC.
Que destaca: su salinidad, su frescura y su acidez.
En nariz es un vino cítrico, salino, con notas de limón, incluso se percibe melocotón, es floral, con notas también de pera verde, herbáceo diria yo, manzana e incluso hueso. En boca tiene una entrada amarga, seca, de nuevo fruta blanca, salino, largo, se notan esas notas de vendimia temprana y destaca su acidez. Resulta un vino distinto, jovial pero no sencillo, que copa a copa te gusta más, eso sí destaco lo de su acidez más que nada por gustos personales, es una acidez punzante, destaca diría yo y es un dato a tener en cuenta.
En resumen un vino que no llega a 9€, distinto, interesante y disfrutable.


06 mayo 2012

El Terroir 2008 by Domaines Lupier

Adelantaba este pasado viernes en Facebook las primeras impresiones que El Terroir 2008 de Domaines Lupier me estaba produciendo mientras disfrutaba de esta garnacha navarra.
Ya en su día en el post sobre el Salón Peñín celebrado en Madrid comentaba las gratas sensaciones dejadas por los vinos de esta bodega y de la pareja que está detrás de ellos.

Es un vino que transmite sensaciones que demuestra el buen trabajo que hay detrás de él y que es sincero. Nada más abrirlo ya ofrece una nariz limpia, con discretas notas de chocolate, de fruta negra todo ello acompañado de intensidad, cremosidad, mineralidad y equilibrio. La nariz es estupenda. En boca posee un tanino pulido, llena las papilas, resulta equilibrado, sedoso, y el conjunto es muy sabroso muy alejado de pelotazos de cocos, cacaos y golosinas tan propias de tantas garnachas artificiales que reinan en nuestro mercado. Con los minutos surgen tostados, un ligero final especiado, la boca crece en fruta y sutileza. Elegante, sabroso y muy disfrutable.
Una estupenda garnacha.
Es un vino que encaja en mi perfil, es de esos vinos que busco desde hace un tiempo, vinos con matices, con un buen trabajo detrás, con intensidad y complejidad pero siempre elegantes, sutiles y sinceros.
Un vino que os recomiendo sin duda, ronda los 20€ y después de tantas garnachas probadas no tengo dudas y además creo que posee una interesante vida por delante.