12 septiembre 2013

Aire en el Patio

Aire en el Patio, en este caso 2011, es probablemente uno de los vinos blancos más peculiares y personales de este país. Un vino elaborado por Samuel Cano en Cuenca a base de airén y verdejo, si no me equivoco.
Es un vino que enseña a no dar mucha importancia a la fase visual, la turbidez que presenta en copa a más de uno le sorprenderá, a mí el primero. Pero, Samuel apuesta por mínima intromisión y por vinos naturales.
 
Es un vino que en nariz ofrece fruta madura, manzana, naranja amarga, cítricos, intensidad e incluso un toque de vainilla. En boca es largo, de nuevo intenso, sorprendente, personal, cítrico, punzante, maduro, herbáceo, algo graso y rustico. Con el tiempo la nariz nos otorga notas ligeras de melocotón, e incluso fresas diría yo. Tanto en boca como en nariz aparece pomelo y en la primera un poco de amargor. Un vino que a las 24h e incluso al tercer día se muestra muy vivo, incluso mejor, con matices de pólvora, hueso, madurez.... un vino complejo, disfrutable, y todo lo contrario al primer impacto visual.
 
 

4 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIBARITASTUR dijo...

Soy un declarado fan de este vino desde hace unos años pero yo lo prefiero en formato radical, con maceraciones largas de 30/40 días, oxidado y naranja.
Es un vino freak, radical que o te gusta mucho o nada.
Esta versión es un poco más accesible pero pierde personalidad.
Dejo la cata que le hice en febrero:AIRE EN EL PATIO 2011 (B.F.B) | SIBARITASTUR

Jose dijo...

Un vino que desde luego no está en lo estándar, ni en lo esperado. Y lo más curioso es que un vino tan diferente suela gustar a quienes no beben vino de manera habitual.

Saludos,

Jose

Carlos Rodriguez dijo...

Lo que está claro amigos, es que es un vino diferente, peculiar con personalidad. A mi me gustó mucho...