01 noviembre 2013

Chateau Fuissé Tête de Cru 2010

Hace bien poco comentaba otro vino del mismo elaborador, en concreto su Saint Verán 2011. En esta ocasión os traigo el Tête de Cru 2010, Appellation Pouilly-Fuissé. Se trata de una chardonnay muy interesante.

Con una nariz floral, cítrica, mineral, con notas de pomelo, fruta blanca como manzana. En boca es un vino mineral, de final salino, ligeramente seco, de paso rápido, algo graso y de nuevo fruta blanca. En nariz con los minutos aparecen notas herbáceas y la boca se torna más sutil, elegante y mineral. A las 24h gana en cremosidad y sigue a un gran nivel. Sabroso, redondo, disfrutable.
Un vino muy recomendable, que ronda los 20€.