30 septiembre 2014

Escolma y Alanda

Dos vinos distintos, uno blanco otro tinto, uno en teoria de los top de una bodega y el otro de los básicos de otra. Muchas cosas en común: prodecen de dos de los mejores viticultores de este país, son vinos de una gran calidad, son incansables de esos que repites una y otra vez sin cansarte nunca. Dos ejemplos de que Galicia marca tendencia, marca pauta sin duda.
Viña de Martin Escolma 2008 sencillamente es tremendo, complejo, sabroso, redondo, con una profundidad y recorrido tremendos. Un conjunto de matices extraordinario. Un ejemplo de lo que es un gran blanco.

Por su parte Alanda 2011, es el fiel reflejo de lo que un básico te puede dar a conocer a quien está detrás de él, y así es. Sus hermanos mayores son vinos de disfrute mayúsculo. Ahora mismo me estoy acordando del crianza oxidativa y me vienen a la mente la cantidad de sensaciones que ese vino nos transmitió. Este Alanda es un vino que siempre intento que la gente lo conozca y no pierdo oportunidad de pedirlo siempre que puede. Es un vino sutil, elegante, extraordinariamente bebible y disfrutable, redondo y sabroso. Un vino que hasta ahora nadie me ha dicho lo contrario. Acierto seguro.

Poco más que añadir, sencillamente recomendarlos sin ningún genero de dudas ( de nuevo )

1 comentario:

Ankabri dijo...

Sin lugar a dudas tienes toda la razón son dos grandes marcando tendencia