04 julio 2014

La Perdida

La Perdida refleja origen, naturalidad, buen hacer y gracias a ella hemos retrocedido a nuestra infancia y hemos recordado los vinos del abuelo. No es la mejor garnacha de este país ni eso pretende creo yo, pero si es auténtica y nos ha gustado y por si acaso hemos comprado más para sustituir la disfrutada hoy. 

Se que es un vino que a muchos os costará encontrarlo, pero os animo. Lo elabora Nacho, al que tuve la suerte de conocer en A Emoción dos Viños y eso me ha ayudado a entender muchas cosas de este vino, no me extraña la autenticidad del vino después de hablar con él. Lo elabora en Larouco, en Valdeorras, fuera de la DO, y este último es un dato que lo comento a propósito, no tiene importancia legal pero creo que para hacer un vino así le ha ayudado esta valiente decisión.